•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antes de analizar qué factores pudieron haber influido para que Everth Cabrera, el nicaragüense exjugador en las Grandes Ligas, tuviera la semana pasada un comportamiento tan errático que provocó que lo internaran en el Hospital Psiquiátrico en Managua, el psiquiatra Manuel Madriz desmitifica la enfermedad mental.

Explica que lo vivido por Cabrera es como cualquier otra enfermedad que puede afectar a una persona y que está sujeta a tratamiento y seguimiento para ser controlada.

En el caso del pelotero, un detonante pudo haber sido la crisis que pasó en los últimos días con los Orioles de Baltimore. Cabrera, de 28 años, fue colocado en oferta por los Orioles de Baltimore en junio pasado, luego de que no rindiera lo esperado por el equipo y protagonizara un escándalo por supuesto uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento físico.
Posteriormente, Cabrera llegó a los Tomateros de Culiacán, un equipo de beisbol profesional de la Liga Mexicana del Pacífico, donde solo estuvo una semana.El pelotero everth cabrera fue internado en un psiquiátrico.

¿Qué lleva a una persona a actuar erráticamente de un momento a otro?

El deportista, como el arquitecto, como el médico, como el albañil, como el periodista, es un ser humano y está sujeto a que le dé dengue hemorrágico o un cuadro diarreico, es decir, estamos sujetos, independientemente de nuestra calidad profesional, a diferentes tipos de enfermedades. Aquí el problema es que todos caemos en la visión de que la enfermedad mental es algo fuera de lo normal. Everth Cabrera es un ser humano que tuvo un disparo de una enfermedad, desconozco de cuál se trate porque nunca lo he visto ni lo he tratado, pero que tuvo un episodio de agitación, de acuerdo con las informaciones periodísticas, que corresponden a una enfermedad mental. Cuando hablamos de enfermedad mental nos asustamos y pensamos en el loco que sale de las penumbras y ahorca a las personas, pero no es así, la enfermedad mental hay que verla como una enfermedad física, somática. Creo que ha sido culpa de la misma evolución de la salud mental y de la Psiquiatría, puesto que en algún momento determinado los conceptos del trauma sicológico freudiano vinieron a enredar el asunto y a darle características macabras. La enfermedad mental es una alteración química en el cerebro y punto, que se corrige o se está tratando de corregir buscando los mejores fármacos o los mejores químicos para corregir la química alterada. Everth Cabrera es un ser humano como cualquier otro que tiene una enfermedad como cualquier otra, solo que esa enfermedad se traduce en conductas, acciones, (porque) los problemas mentales no se traducen en hemorragias, en inflamaciones, torceduras, en cuadros apendiculares, no, se traducen en conductas, en comportamientos.

¿Qué factores pudieron haber desencadenado ese cambio de comportamiento en Everth Cabrera?

La enfermedad mental per se puede estar ahí como la bala cargada en la pistola, pero si no se aprieta el gatillo no se dispara.

Hay factores medio ambientales que pudiesen haber contribuido a que se disparara, que es lo que yo creo que ocurre con esta persona. En primer lugar, su formación académica: la mayor parte de estos deportistas no son de nivel académico superior, son de extracción humilde que pasan del cero casi absoluto a ganar la millonada y de pronto no saben qué hacer con tanta plata y se enredan, y se complican porque no están preparados para ello; pero además de eso no tienen la experiencia que da el aprendizaje académico, aquí se juntan estos factores y entonces vienen los amigos antiguos que siguen en lo mismo, en cero, y lo invitan, lo inducen. El medio ambiente es factor determinante y es posible que en este caso el alcohol y otra cosa que desconozco de qué pueda tratarse, se hayan sumado para que, algo que ya está cargado, se dispare en un momento determinado.

Antes de estas crisis como la que tuvo Everth Cabrera ¿es normal que haya consumo de alcohol u otras sustancias?

En muchos casos, yo diría en la mayoría de casos, incluso a veces lo que llama la atención no es la  enfermedad de fondo sino las consecuencias como el consumo de alcohol; yo desconozco si este es el caso de él, sé que fue sancionado en Grandes Ligas por uso de sustancias para mejorar el rendimiento, no por droga como cocaína, marihuana, heroína, no. Pero sí podría ser que en personas con algún tipo de enfermedad mental se anteceda a la crisis aguda el consumo de sustancias y de alcohol, pero detrás de eso ¿qué lo llevó al consumo? Una enfermedad de fondo. A veces, insisto, la enfermedad de fondo es la madre de la hija adicción.

A muchos les sorprendió escuchar que Everth Cabrera había sido internado en un hospital siquiátrico y se preguntaron por qué a ese tipo de centro asistencial…

En primer lugar por ser Everth Cabrera, porque si fuera Juan Pérez y le pasa lo mismo nadie lo voltea a ver ni nadie saca una noticia alrededor de que Juan Pérez, después de estar tomando unos tragos, se puso medio loco, hizo barbaridades y lo metieron al siquiátrico. Everth Cabrera presentó un episodio que, de acuerdo a lo que he leído, estaba fuera de la realidad, lo que se llama sicótico, y ameritó el internamiento en el hospital porque, repito, una enfermedad mental como cualquier otra está sujeta a tratamiento y a control.

¿Por qué es tan dañino para el ser humano experimentar cambios tan bruscos? Basémonos en deportistas que vienen de un estrato social bajo y de repente llegan a tener mucha fama y dinero a su disposición…

Es lo mismo que le pasaría a una persona que anda en bicicleta permanentemente y de pronto le dan a manejar un tanque, no sabe qué hacer. Definitivamente tiene que ver con el proceso educativo y formativo de la persona que le permita administrar, incluso hemos visto muchos, por ejemplo boxeadores, que han ganado mucha plata y así como la han ganado la han gastado y terminan prácticamente pidiendo, porque no tienen la formación cultural, académica, profesional y mental para poder vivir la vida y aprovechar los años de vacas gordas para cuando vengan las vacas flacas. Puedo poner de ejemplo a Denis Martínez, que tuvo un fuerte episodio de alcoholismo y estuvo en clínicas especializadas; él era un hombre muy humilde, que provenía de un barrio de Granada y va a Grandes Ligas, lanza un juego perfecto, pero tuvo un episodio de varios años de problemas de alcoholismo ¿Los peloteros tienen tendencia a padecer? No, tenemos todos los seres humanos tendencia a padecer enfermedades del colon, del corazón, del cerebro, de la mente, lo que pasa es que a ellos se les ve porque son figuras públicas.

¿Puede una persona con una enfermedad mental diagnosticada retomar su vida?

En el 100%, la farmacología y los medios de tratamiento actuales permiten que ante cualquiera de las enfermedades la persona pueda retomar su vida, y probablemente hasta mejor que antes.

A propósito de la mención que hizo de Denis Martínez ¿en ese caso no estamos hablando de una enfermedad mental?

El alcoholismo es considerado una enfermedad; se necesita una personalidad adictiva, un medio ambiente propiciador y una sustancia o situación adictiva para poder establecer el problema de la adicción.

¿Es una alteración química también?

Sí, incluso estas personas tienen algunas deficiencias enzimáticas hepáticas, todavía no está descubierto, incluso están estudiando si es genético el alcoholismo. Y Denis Martínez para corregir su tratamiento tuvo que ver a un médico, tuvo que estar en tratamiento, etcétera, como si hubiera sido una deshidratación por una diarrea.

En el caso de Everth Cabrera ¿habría tenido algún peso el hecho de que fue expulsado de Grandes Ligas?

Probablemente haya sido un impacto tremendo, pero no estoy seguro porque desconozco si va a tener de nuevo opciones o no para aspirar de nuevo a Grandes Ligas, pero ojalá pueda recuperarse, ponerse en forma y retomar su carrera.

El médico

Doctor Manuel Madriz,
Médico psiquiatra.

Profesor de la Facultad de Medicina de la UNAN-Managua.
Miembro de la Asociación de Psiquiatría Nicaragüense.
Expresidente de la Asociación Centroamericana de Psiquiatría.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus