•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con el propósito de prevenir incendios y tragedias en los nueve puestos de pólvora que funcionan en el departamento de Estelí desde el pasado 22 de noviembre, los miembros de una comisión interinstitucional coordinada por la Dirección General de Bomberos y la Policía Nacional realizaron una segunda inspección.

Esta acción fue replicada en los municipios de Condega, Pueblo Nuevo y La Trinidad. Las localidades de San Juan de Limay y San Nicolás  no cuentan con puestos de venta de juegos pirotécnicos, puesto que los comerciantes no mostraron interés en capacitarse y cumplir con las normas técnicas y de seguridad que exigen las autoridades.

Controles

Cabe señalar que cuatro de los puestos grandes están  ubicados en Estelí  y es donde mantienen mayores controles y vigilancia las autoridades que integran la comisión interinstitucional, en la cual también están representadas instancias como la alcaldía, Cruz Roja, Ministerio de Salud y los Bomberos Beneméritos.

Quienes incumplan las normativas de seguridad podrían ser objeto de sanciones y multas, y si reinciden las autoridades podrían suspenderles el permiso de funcionamiento, situación de la que están advertidos los comerciantes.

Richard Castillo, uno de los comerciantes ubicados en Estelí, refirió que ellos han cumplido siempre con lo estipulado por las autoridades y han aplicado otras medidas extras, porque están conscientes de su seguridad, la de sus trabajadores y de los clientes.

Normas

Los rótulos están visibles con letras grandes anunciando que no se debe fumar cigarrillos en el área, tampoco aproximar fuentes de calor, no estacionar vehículos en áreas próximas y que está prohibida la presencia de niños o personas en estado de ebriedad, entre otras normas de seguridad.

Por su parte el capitán Omar Cruz, oficial de turno de la Dirección General de Bomberos, también instó a las familias estelianas a mantener una serie de medidas de seguridad para evitar tragedias en sus hogares, como apagar bien los fogones que utilizan para cocinar alimentos; si salen, dejar asegurados los cilindros de gas licuado del petróleo para que no vayan a tener fuga y evitar sobrecargar los sistemas eléctricos.

Igualmente dijo que atendieron una emergencia por combustión en una vivienda del barrio Juno Rodríguez. Alguien se puso a cocinar alimentos en una parrilla con leña y carbón, luego una chispa se desprendió sobre unos materiales inflamables que estaban próximos.

Sin bien es cierto que las pérdidas materiales directas fueron mínimas, porque las cosas estaban en desuso, es de resaltar que la situación bien pudo  generar hasta un incendio general en la casa, señaló el capitán Cruz. Finalmente, expresó que más vale prevenir que lamentar.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus