Orlando Barrios
  •   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con una misa de acción de gracias en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, el padre Bismarck Conde, vicario foráneo, celebró sus 15 años de vida sacerdotal.

Carismático, noble y sencillo son algunas características de este sacerdote que tiene más de 4 años de haber llegado a la Ciudad de las Flores, donde ha realizado obras de progreso, como cambiar el techo de la iglesia que estaba a punto de caerles a los feligreses que asisten a la Santa Misa.

Misión

El Señor ya venía trabajando en el nuevo camino del padre Conde y poco a poco fue entrando en la vida religiosa. Por doce años estuvo a cargo de la administración de la Catedral Metropolitana de Managua, posteriormente fue trasladado a Masaya.

“La llamada a la vida sacerdotal ha sido un regalo de Dios; es la mejor sorpresa que él ha hecho en mi vida. Haciendo alusión a un pasaje bíblico del profeta

Jeremías, que dice que ‘antes de formarte en el vientre materno, ya te conocía, y te había destinado para que fueras profeta", expresó el padre Conde.

El sacerdote Conde tiene 44 años y es originario de Nindirí. Él indica que lo más difícil en este largo camino espiritual es cuando las personas no logran comprender lo insondable del misterio sacerdotal "y a veces te tiran a matar con críticas muy fuertes. Creo que nuestro pueblo debe recibir el sacerdocio como un regalo de Dios”, apuntó.

El pueblo católico de Masaya ha celebrado los 15 años del padre Bismarck Conde con mañanitas y filarmónicos. Igualmente, se realizó una cena el sábado pasado en las instalaciones del Salesiano y la festividad continúa hoy.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus