•  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Qué tan preparada está Nicaragua respecto al cambio climático? Esa es la pregunta que aún permanece ignorada por sus pobladores y que el ingeniero medioambiental Joffre Castro, trabajador del Parque Nacional del Everglades, Estados Unidos, trata de responder, a pesar de que este es el cuarto país del mundo que ha sido afectado por los eventos climáticos entre 1994 y 2013, según el Índice de Riesgo Climático Global 2015.

En su reciente visita a Nicaragua, Castro detalla que sostuvo conversaciones con varios habitantes del país, percatándose de que en algunas comunidades no están tan preparados como se quisiera, tomando en cuenta que esto trae serias consecuencias en su calidad de vida.Joffre Castro, ingeniero medioambiental.

“Deben mejorarse las opciones económicas para las personas que trabajan en el campo, puesto que hay proyecciones que el fenómeno El Niño va a asentarse el próximo año nuevamente. Como primer paso debería mejorarse la infraestructura para darles a los agricultores otra forma de ingreso. Si hay sequía, ¿de qué van a vivir? Hay que mejorar las vías de comunicación, la producción de agua y la electricidad para que su trabajo sea más diversificado”, describe Castro.

Arrasador

El experto comenta que se sorprendió del estado de la bahía de Bluefields, que por efecto del mismo cambio climático los pescadores debían adentrarse para conseguir su alimento: “Los pescados son puro hueso, tendrán que coger muchos para tener una  cantidad  necesaria de alimento,  aunque la idea tampoco es explotar”.

Por si esto fuera poco, los efectos del cambio climático están estrechamente relacionados con la salud, pues con la sequía las enfermedades empiezan a aparecer. “El cuerpo está estresado porque no hay agua, entonces vienen las epidemias, que podrán subir a lugares donde antes no alcanzaban, y si hay mal nutrición el cuerpo no tendrá cómo enfrentarse”, sostiene Castro.

Como es sabido, con el pasar de los años, las temperaturas están cada vez más calientes en la región, sobrepasando los 40 grados, lo que ocasiona precipitaciones que descargan una tremenda cantidad de agua en un período muy corto. Entonces, lo que debería recibirse de lluvia en un mes se produce en dos días, un evento que se volverá mucho más frecuente si no se toman medidas tanto a nivel  individual como institucionalmente.

Pese a las problemáticas, el experto cuenta que ya se están aplicando ciertas técnicas para controlar o estar al tanto de los efectos del cambio climático, como ocurre en Chinandega, donde los agricultores están  tomando los datos pluviales para administrar sus fincas. Asimismo, advirtió que en otras zonas están haciendo uso de cocinas mejoradas, que evitan el uso de leña.

La participación de Centroamérica en la COP21

AFP • Los países de Centroamérica presionan unidos en la conferencia del clima que se desarrolla en París (COP21) para que el futuro acuerdo reconozca su “vulnerabilidad” como región, que podría abrirles las puertas de la financiación internacional.

Los delegados de 195 países buscan desde el pasado domingo alcanzar un acuerdo que limite el calentamiento global a 2ºC como máximo con respecto a sus niveles de la era preindustrial, pero el texto incluye además puntos sobre financiación, adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

Durante la inauguración oficial el lunes 30 de noviembre, los diferentes mandatarios centroamericanos que pasaron por la tribuna de la COP21 llamaron a reconocer explícitamente al istmo centroamericano como una región vulnerable, un reclamo que no cuajó en el borrador final negociado durante la primera semana de conferencias.

El borrador presentado el sábado reciente, que los ministros deberán debatir la próxima semana antes de alcanzar un eventual acuerdo, solo reconoce finalmente las necesidades especiales de los pequeños Estados insulares y de los países menos desarrollados, entre ellos el único americano: Haití.

Aunque Centroamérica se muestra unida en la cuestión de la vulnerabilidad, se encuentra repartida en diferentes grupos de negociación, ya que el SICA no está considerado como tal, explica la secretaria ejecutiva de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD) --dependiente de este último--, Christa Castro, para quien esto “es positivo para generar una estrategia de construcción”.

Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala integran la Asociación Independiente de América Latina y el Caribe (Ailac), mientras que Nicaragua va de la mano de los países bolivarianos del ALBA.

El papa Francisco pidió ayer a los ministros de 195 países reunidos en la conferencia sobre el clima de París (COP21) que tengan “valor” para adoptar “decisiones importantes” para las “generaciones futuras”. “¿Qué tipo de mundo deseamos transmitir a los que vendrán tras nosotros, a los niños que están creciendo?”, se preguntó el papa durante el Ángelus ante miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus