Josué Garay
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua, hay unas 280,000 mujeres que trabajan en labores domésticas remuneradas; sin embargo, solamente el 10% de ellas cotiza en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), según datos de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar.

Yolanda Areas, directora de la Asociación de Trabajadores del Campo (ATC), sostuvo que la jornada de ocho horas y la seguridad social son dos de los derechos que más le interesan a este sector.

Cada 10 de diciembre, desde 1993, se celebra el Día Nacional del Trabajo Doméstico en Nicaragua. La Ley que Declara el Día del Trabajador Doméstico, Ley 159, contiene tres artículos en los que se especifica que la persona que realice esta labor dispondrá de este día con goce de salario.

Francys Valdivia, abogada del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, explicó que “el perfil de una asistente del hogar es de mujeres adultas entre 18 y 50 años. La mayoría vienen de los departamentos, son mujeres jefas de hogar, con antecedentes de violencia y son el sostén para su familia”.

En Nicaragua el salario mínimo para el sector de servicios comunitarios y personales, en donde están las asistentes del hogar —como se les denomina en sustitución de empleadas domésticas—, es de C$ 4,468.3.

Andrea Morales, representante del sindicato de la CST José Benito Escobar, valoró que la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en octubre de 2013, dio pautas para la reivindicación de los derechos de las mujeres trabajadoras domésticas.

“Si hay algo que se debe tener presente es que pese a los bajos salarios que tienen estas mujeres, ellas ponen su mejor esfuerzo para que con el dinero que ganan sus familiares puedan cultivar en sus parcelitas, contribuyendo también en la fuerza laboral”, expresó Yolanda Areas, de la ATC.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus