•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La explosión de una de las llantas delanteras del autobús marca Polo, placa CT-170 que circula en la ruta Juigalpa-Managua, habría provocado que el conductor César Napoleón Romero, de 58 años, perdiera el control del vehículo y este se precipitara a una hondonada de seis metros de profundidad, resultando cuatro pasajeros fallecidos y 33 lesionados. 

El percance ocurrió a las 6:30 de la mañana de ayer en el kilómetro 54 de la carretera Managua-Juigalpa, en las cercanías de la comunidad El Caracol, jurisdicción del municipio de Teustepe en Boaco. Romero conducía el autobús que se dirigía a Managua y en el que viajaban 61 pasajeros.

“Como de costumbre salimos a las 5:45 de la mañana de Juigalpa y teníamos previsto llegar a la capital a las 7:30 de la mañana, íbamos contentos escuchando música. La mayoría de los pasajeros iban dormidos, cuando de pronto estalló la llanta. Don César Napoleón perdió el control del autobús y nos volcamos”, narró Álvaro Vargas, de 19 años, ayudante de la unidad.

Ver galería: Aparatoso accidente en Boaco

Danilo Antonio Membreño, poblador de la comunidad El Caracol, relató que se encontraba junto con varios amigos en la plaza comunal cuando escuchó un estruendo. En ese momento observó que el bus cayó al abismo, por lo que sacó a varios lesionados, quienes con ayuda de conductores particulares fueron trasladados a los hospitales de Boaco y de Juigalpa. 

Íbamos para la misa de primer aniversario de mi hermana en Corinto y ocurrió el accidente en el que murió mi mamá Comelia Rodríguez Tinoco”. Kersting Wilmara Rodríguez, de 35 años. 

“La mayoría de los pasajeros quedaron prensados y para sacarlos quebramos los vidrios del autobús. Iban personas sin sus miembros, muy graves, había mucho llanto y dolor”, dijo Membreño. 

Los muertos 

Rosario Murillo confirmó al mediodía de ayer el fallecimiento de los chontaleños Silvia Elena Tinoco Cajina, de 52; de José Antonio Cruz Reyes, de 45; de Comelia Rodríguez Tinoco, de 73, y de César Napoleón Romero. 

Dijo que los lesionados graves son Catalina Leiva, con un brazo cercenado; María Encarnación Jirón López, de 70, con la pérdida del bazo; Eddy Moreno, de 53, sin el hígado;  Mario Antonio Castillo, de 21 con fractura en el fémur; Santiago Plata, de 71, con trauma cerrado de tórax; Sebastiana Galeano Díaz, de 61, con trauma cerrado de abdomen. 

Además Maritza Catín Silva, de 34, con trauma cerrado de abdomen; Alba Rodríguez, de 38, con fractura de fémur; el niño Joshua Contreras, de 9 años y Xiomara Oporta, de 38 con trauma craneoencefálico. 

Los lesionados restantes están en los hospitales de Boaco y de Juigalpa.

Roberto Amador, propietario del autobús, dijo que César Napoleón Romero tenía 15 años de trabajar para su empresa, que era responsable y que no tenía vicios. 

“El bus siempre era revisado por el mecánico Nicolás Centeno, estaba en perfectas condiciones, pero cuando se estalla una llanta ni el chofer con más experiencia escapa a un accidente”, aseguró Amador, tras lamentar la tragedia. 

  • 20 personas han fallecido en accidentes de tránsito durante 2015 en el departamento de Boaco. 

Con la colaboración de Auxiliadora Martínez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus