•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 1,200 indígenas miskitos nicaragüenses, entre mujeres, ancianos y niños, se encuentran refugiados en Honduras tras huir de la violencia y ocupación de sus tierras en el Caribe Norte del país. Según el presidente de la organización indígena miskita de Honduras Masta, Norwin Goff, cuatro menores han muerto por desnutrición desde el pasado primero de diciembre.

“Las personas que están llegando de Nicaragua vienen con enfermedades, diarrea principalmente. No tienen comida para alimentarse y nosotros como hermanos que somos estamos haciendo lo que podemos, cabe mencionar que perdimos todos nuestros cultivos este año”, expresó Goff vía telefónica desde Honduras.

Los nativos del Caribe Norte se han amparado en comunidades cercanas. En Suhi hay 844 indígenas, en Pranza 250 y en Rus Rus 143, de acuerdo con el registro de Goff, quien también señaló que existe una crisis de medicinas, enseres domésticos y no tiene condiciones para dormir.

“Vemos con mucha tristeza a nuestros hermanos indígenas, vemos llorar a los ancianos, a las mujeres ancianas y nos sentimos impotentes al no tener mucho que ofrecerles, y cada día la situación empeora al incrementarse el número de refugiados, estamos hablando que a diario se cruzan a Honduras entre 100 y 150 indígenas”, lamentó Goff. 

Alcalde confirma

El alcalde de Waspam, Alex Fernández, confirmó a El Nuevo Diario que los comunitarios se están yendo a territorio hondureño. “Estas familias son principalmente de la zona de Li Aubra, en río Coco arriba, y se han refugiado principalmente en la comunidad Suhi Honduras, y Pranza Honduras. En estas zonas están desplazadas más de 1,000 familias”, aseguró Fernández.

También enfatizó que los miskitos nicaragüenses buscan refugio en zonas seguras, ya que los colonos han atacado comunidades como Polo Paiwas, adonde la escuela fue incendiada.

“Hay amenazas de que los colonos armados continuarán atacando las comunidades. La gente ante esta situación ha esperado a una comisión de gobierno para atender el caso, pero como nadie ha hecho caso persiste el temor de los ataques, lo cual los está obligando a refugiarse en Honduras”, manifestó. 

El alcalde comentó que la organización hondureña Masta está atendiendo mediante programas sociales a las familias desplazadas, sin embargo reconoció que la necesidad de los refugiados es grande. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus