•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Un niño jugando con una muñeca? Aunque para algunos la idea pueda parecer descabellada, la procuradora especial para la Niñez y la Adolescencia, Martha Toruño, recomienda hacer a un lado los estereotipos de género y permitir que los niños se diviertan con este tipo de juguetes.

“El juego es la forma idónea de transmisión de costumbres. Se aprende por imitación y los juegos son para los niños la imitación de los roles que asumen los adultos. Así se les va orientando una simpatía hacia determinadas actividades”, reveló la funcionaria. 

Para Toruño, limitar los juegos de niñas a los que tienen que ver con tareas domésticas y de cuido, contribuye a fundamentar la idea de que la mujer, o en este caso la niña, debe ser entrenada para “ser la ama de casa y sirvienta” en la edad adulta. 

“Nada tendría de particular (esta idea) si ese mismo rol se le enseñara al varoncito, para que más adelante él solito despierte interés por atenderse o por atender a otras personas”, declaró la procuradora.  

Más fácil la paternidad

En ello coincidió el psicólogo Manuel Leiva, quien refirió que existen estudios científicos que han demostrado que si un niño juega desde pequeño a realizar roles domésticos, cuando es padre el cuidado de los hijos es más sencillo. 

“Se ha demostrado que si de niño juega con una muñeca, cuando son padres son más afectivos. Mientras que los hombres que no jugaron con este tipo de juguetes, que no tuvieron demostraciones de afecto, son gente a la que le cuesta interactuar con los bebés”, manifestó. 

En ese sentido, la procuradora recomienda que la carga doméstica sea compartida por todos en una familia, incluyendo a los niños y que estos “jueguen al papá, que pasee a la muñequita y que hagan todas las actividades que hace un hombre adulto como papá”.

Ideas arraigadas

“Hay mitos muy arraigados como el de que si un niño juega con una muñeca va a desarrollar tendencias homosexuales.  La otra razón es el mercado, la sociedad que promueve el status quo tal como está actualmente en torno al género”, explicó Manuel Leiva.

Otro mito que de acuerdo con los expertos debe erradicarse es que las niñas pertenecen al hogar. Por ejemplo, dice la funcionaria: “A los niños se les regalan equipos para que jueguen en la calle y a las niñas se les regalan cosas para que jueguen dentro de la casa y repitan los aprendizajes domésticos que hasta ahora han sido convenientes, y reproducen el rol de la mujer”. 

Es posible

Según Leiva, aunque es una tarea difícil que conlleva un proceso largo, cada vez se ve más integración entre niñas y niños, por lo que cree posible que en unos 20 o 30 años, si se sensibiliza sobre la influencia de los juegos en los roles de los adultos y la prevención de la violencia, se podrá construir una sociedad más justa. 

Por su lado, la procuradora instó a los adultos a analizar la importancia de los juegos más allá de ser una forma de entretenimiento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus