•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Salvador sigue siendo el principal comprador de queso de Nicaragua, pero para más de mil productores de Boaco ese mercado ha ido perdiendo interés.

Los miembros de la cooperativa Masigüito, de Boaco, explican que a inicios de año enviaban de 4 a 5 furgones de queso al mes a El Salvador, con hasta 200,000 libras, pero ahora solo mandan uno.

Es un asunto de oferta y demanda, según dicen.

“El año pasado, a esta fecha, andábamos por 1.60 dólar la libra y actualmente el precio que están pagando por libra es de 1.25 dólar puesto en planta, eso lleva un costo de traslado de casi 50 centavos de dólar”, dijo el presidente de la cooperativa Masigüito, ingeniero Francisco Aragón Marín.

Este año, El Salvador ha comprado a Nicaragua US$86.6 millones en queso y US$7.7 millones en lácteos, siendo el principal mercado para Nicaragua.

En Boaco, no obstante, los productores creen que han tomado una buena decisión al buscar sustituir el mercado salvadoreño.

Aragón Marín sostiene que han mejorado el precio de compra a los productores de la montaña. Según indicó, el precio de la pichinga de leche ha mejorado en 100 córdobas, por lo que ahora, en promedio, se paga en unos C$300.

Según dijo, la leche fluida la están vendiendo a las plantas de Lala, Nilac y Centrolac.

La producción

Esa cooperativa acopia hasta 100,000 litros diarios de más de 1,000 productores.

Cifras oficiales indican que, en promedio, en Nicaragua cada vaca produce 3.5 litros de leche. Para este año el sector lácteo proyectaba generar 249.9 millones de galones de leche.

Los principales compradores de leche nicaragüense este año son Venezuela (US$43 millones), Guatemala (US$18.3 millones) y El Salvador (US$7.7 millones).

En el caso del queso, El Salvador domina las compras, con una factura de US$86.6 millones, seguido por Estados Unidos, con US$17.2 millones.

Es justamente Estados Unidos el mercado que quieren aprovechar más los productores de Boaco.

En la actualidad, venden 250,000 libras mensuales a Estados Unidos.

Mal año

En todo caso, el ingeniero Tomás Antonio Espinoza López, gerente general de Masigüito, dijo que este fue un año duro para el sector lácteo, porque los precios de la leche a nivel internacional no han sido alentadores.

Denis Rivera, gerente general de la cooperativa San Francisco de Asís, indicó que están vendiendo unos 7,000 galones de leche en queso, que se comercializan en Costa Rica y El Salvador.

Esa cooperativa acopia cada día 40,000 litros de leche, que salen de 25 rutas.

En la temporada de invierno, dijo, acopiaban 60,000 litros.

“El precio de la leche ha bajado, para esta temporada del año pasado estábamos pagando a 420 córdobas la cántara de leche de 40 litros y hoy estamos en 380 córdobas", destacó Rivera.

San Francisco de Asís vende 15,000 litros diarios a LALA, que exige mayor calidad del producto.

“Esto significa que tenemos que seguir invirtiendo los productores y las cooperativas en mejorar la calidad de la leche por las exigencias de las plantas”, explicó.

En todo caso, productores y cooperados piden que las plantas procesadoras aumenten la compra de leche.

“Tenemos más leche de la que estamos vendiendo a la planta, además el precio también se ha bajado, el año pasado estaba mucho mejor”, refirió el gerente general de la cooperativa San Felipe, de Boaco, Julio Fernández.

Sostuvo que las plantas han dejado de comprar los volúmenes registrados el año pasado.

El acopio actual de San Felipe es de 7,000 galones diarios, que se venden en varios mercados como leche fluida.

“Nos está afectando el procesamiento de leche en polvo. No podemos hacer gran cosa porque el mercado está deprimido, dependemos mucho de las plantas para pagarle bien al productor y si las plantas nos fallan, nosotros tenemos que faltarle al productor, esta es una cadena y toda se ve afectada”, recalcó Fernández.

El efecto económico

Los pequeños y medianos productores se ven afectados por la actual situación porque obtienen menos ingresos y se les dificulta acceder al crédito para invertir en las fincas.

“La situación es bastante crítica para los productores, este año ha sido malo, si lo comparamos con el año anterior, por la baja en el precio y los volúmenes a nivel de todas las plantas, desde el verano que inició el problema”, comentó el gerente general de la cooperativa San Felipe, Julio Fernández.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus