•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El panorama de los ríos en Nicaragua no es alentador. El Ochomogo, en Rivas, probablemente en este verano pierda su caudal por completo debido a la constante deforestación de sus riveras.

Infografía ENDKamilo Lara, presidente del Foro Nacional del Reciclaje, Fonare, señaló que existe una amenaza latente en los recursos hídricos de Nicaragua provocada, entre otras cosas, por el manejo inadecuado de las cuencas hídricas y el rápido avance de la frontera agrícola.

“Es lamentable la situación de los ríos en Nicaragua, y la cosa es más dramática en el Caribe con el avance de la frontera agrícola y el manejo de los desechos sólidos”, refirió el ambientalista Lara.

Según los informes “Los recursos hídricos de Nicaragua” y “Diagnóstico del agua en las Américas”, la deforestación de las cuencas hidrográficas avanza a una velocidad muy rápida. Desde 1950 el país ha perdido 3.7 millones de hectáreas de bosques, las cuales han sido ocupadas por el sector agropecuario.

Las afluentes del Pacífico son los que más riesgos presentan. De acuerdo con el ambientalista Lara y los  informes del Centro para la Investigaciones en Recursos Acuáticos, CIRA, 38 ríos se extinguirán en 2016.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus