•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El volcán nicaragüense de Masaya, situado a 23 kilómetros al sureste de Managua, que se encuentra en actividad desde la semana pasada, mantiene la salida de gases en uno de sus cráteres y un fuerte sonido de oleaje o retumbos, aunque sin riesgo para la población, informaron hoy las autoridades.

"El fuerte sonido de oleaje en el lago de lava en la boca suroeste del cráter del 'Santiago' se mantiene", afirmó la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

La funcionaria aseguró que también se mantiene la salida de gases en el cráter "Santiago", que alcanza una altura de hasta 350 metros.

Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), citado por Murillo, "la emisión de dióxido de azufre" en el volcán "es moderada y estable".

"Se mantienen niveles bajos a moderados de los valores RSAM (amplitud sísmica en tiempo real). No representa en este momento peligro para la población", sostuvo.

Las autoridades informaron recientemente de que "Santiago", el cráter activo del volcán Masaya, presenta un ascenso de la lava muy cercano a la superficie, y que hay incandescencia, pequeñas llamas de fuego acompañadas de un sonido tipo oleaje, "lo cual sugiere que hay mucha circulación de fluidos volcánicos, magma y gases cerca de la superficie".

Mientras, el volcán Telica de Nicaragua registra una "alta microsismicidad asociada a circulación de fluidos en la superficie", que ha causado la "ruptura de rocas debajo" del coloso, señaló la funcionaria.

"Las familias que viven cerca los reportan como disparo. Es un sonido como disparo de escopeta. Así que se hace visible material incandescente", anotó.

Advirtió de que ese tipo de fractura, que es de sur a norte en línea recta en el piso del cráter, se ha observado en años anteriores cuando el volcán ha registrado actividad explosiva.

"Los Valores RSAM se han incrementado en las últimas 24 horas", dijo, y relacionó la actividad a #los procesos naturales de un volcán activo", apuntó Murillo, quien aseguró, sin embargo, que "tampoco representa peligro".

No obstante, el Ineter recomendó mantener una distancia mayor a los dos kilómetros del volcán.

El Telica, de 1,061 metros de altura y ubicado a 112 kilómetros al noroeste de Managua, uno de los más activos de Nicaragua, entró en erupción en septiembre pasado con explosiones acompañadas de cenizas y gases que llegaron a distintas comunidades de los departamentos de León y Chinandega (noroeste), de acuerdo con las autoridades.

Por su lado, el volcán Momotombo, de 1,297 metros de altura y ubicado al norte del lago de Managua o Xolotlán, y que registró a inicios de mes la mayor erupción en su historia en más de un siglo, se encuentra "más tranquilo", acotó Murillo.

"No se han registrado explosiones ni salida de ceniza", añadió. Los otros tres volcanes activos en Nicaragua, el Concepción, Cerro Negro y San Cristóbal, se encuentran "relativamente normales o en calma, por el momento", continuó la funcionaria.

Esos colosos están situados en el "cordón de fuego" del Pacífico y en la llamada "cordillera de los volcanes" de Nicaragua. Las autoridades mantienen vigilancia en el noroeste y sureste de Nicaragua, zona de influencia de los volcanes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus