•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde muy temprano, a eso de las 6:00 de la mañana, Cándida Guzmán está en las inmediaciones de la Lotería Nacional corriendo detrás de cada persona o vehículo que pasa para vender uno de los tantos billetitos del tan esperado Sorteo Navideño, cuyo premio mayor hoy muchos nicaragüenses desean tener en la bolsa: 30 millones de córdobas. 

“Las ventas han estado frías, pero esperamos que los clientes se derramen mañana (hoy)”, expresó Guzmán, quien junto con otros 30 vendedores más están ofertando este 2015 “el gordo” en los alrededores de la Lotería Nacional.

Según datos de esta institución, alrededor de 60,000 billetes de lotería corren semanalmente en el país, los cuales son distribuidos a los 1,200 concesionarios registrados en la Lotería Nacional y que a su vez 3,800 revendedores la ofertan. 

“Tenemos toda numeración”, señala esta revendedora de lotería que no para ni un segundo de ofrecer el billetito, pues en su ristra puede tener el número ganador. 

Un billete de lotería está dividido en 20 pedacitos o unidades, denominados vigésimos, y están numerados del 1 al 20. Las personas pueden probar suerte al comprar solamente una unidad, o bien, adquirir un cuarto o medio billete. Para el Sorteo Navideño, el billete entero se ofrece en C$2,000; en tanto el vigésimo o “el pedacito” tiene un precio de C$100. 

“El extra”

Pablo Guido tiene alrededor de 21 años de dedicarse al mismo oficio que Guzmán y según él, “las ventas han estado normal, no ha habido algo extraordinario como en los años anteriores”. 

Sin embargo, este hombre parece cargar siempre con suerte, pues “sea o no diciembre” siempre logra vender todos los billetes que se le asignan. La tarde de ayer, Guido seguía vendiendo “un extra” para ver si hoy a las 6:00 de la tarde, cuando se realice el sorteo, logra salir favorecido con la noticia de haber vendido el premio mayor. 

Pese a que varios vendedores de lotería consultados por El Nuevo Diario declararon que las ventas este año han estado lentas, este no es el caso de Martha Montenegro, otra revendedora con 15 años de experiencia. 

Para ella, este 2015 las ventas han estado “buenísimas; a veces vendo pedazos, cuartos y hasta billetes enteros”, expresó Montenegro. 

Aunque algunos vendedores cuando se acerca el día del sorteo final se muestran preocupados cuando no logran vender todos los billetes, Montenegro no le presta mucha atención a este tipo de detalles, pues asegura que la gente siempre llega a comprarle a última hora. 

“Las personas vienen más después de mediodía (…) Mañana (hoy) la venta será supermejor, porque es el día en que se va a efectuar la rifa”, señaló Montenegro. 

GananciasHoy se sabrá si hay nuevos millonarios.

Durante todo el año, en cada uno de los sorteos efectuados, la Lotería Nacional entrega un incentivo al vendedor que haya realizado la oferta del premio. 

Ernesto Vallecillo, gerente general de Lotería Nacional, explicó que en el caso de los concesionarios, estos ganan el 18.5% del premio del billete vendido. 

Es por ello que muchos vendedores de todo el país, como Martha Montenegro, están desde temprano en las calles vendiendo sus respectivos billetes. 

“Como revendedora gano C$260 por billete”, señala Montenegro, pero si en algún caso lograra vender el premio mayor, esta cifra aumentaría. “No te puedo decir cuánto, pero sí es bastante”, refirió.

“A mí siempre la lotería me da una gratificación por vender diario y si el cliente ya quiere darle (una bonificación del premio) a uno como vendedor, pues eso ya es otra cosa”, indica Pablo Guido, también vendedor de lotería.

Días buenos

Jamileth Zúniga apenas se está iniciando en este negocio. Tiene seis años de vender billetes en las cercanías de la Lotería Nacional y empezó gracias al ejemplo de su madre: Martha Montenegro. 

Ahorita (las personas) andan buscando cualquier número. Lo que quieren es ganar el premio mayor”. Martha Montenegro, revendedora de lotería. 

Al igual que su mamá, Zúniga y muchos otros vendedores aguantan sol, hambre y hasta el ensordecedor bullicio de los vehículos con tal de vender un billete completo. 

“Uno le vende su poquito, aunque estén lentas se logra vender al menos los pedacitos”, relató mientras agitaba, tratando de llamar la atención de los transeúntes en la calle, el fajo de billetes.  

Cuenta que, aunque sean escasas, hay personas que les encanta jugar la lotería con el billete completo. Cuando la suerte le sonríe, logra ofertar hasta dos enteros, cada uno, en el caso del Sorteo Navideño, a C$2,000. Eso fue lo que logró vender ayer solo en el transcurso de la mañana.

El domingo pasado la venta estuvo mejor, pues su mamá, Martha Montenegro, logró vender 8 billetes enteros. “La gente compra más los números 9, 8, 1 y 3”, destacó Jamileth Zúniga. 

Varios vendedores afirman que en años anteriores el premio mayor ha caído en la capital, pues es en esta región del país es donde más se comercializan los billetes. Aunque también mencionan que ha habido ganadores de Granada, Estelí y Jinotepe. 

  • 2 mil córdobas cuesta el billete completo de lotería del Sorteo Navideño. 
  • 100 córdobas cuesta el vigésimo de lotería del sorteo de Navidad.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus