•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los tres nietos de Esmelda Martínez esperan al menos una llamada esta noche. Sus padres migraron a Panamá hace cinco años con la idea de hacer su casa. Hoy están atrapados en el sueño de “estar bien”, porque las cosas se han complicado y su regreso esta Navidad es imposible.

Los ojos de esta buena mujer no dejan de llorar mientras relata su historia. Habitante del reparto Alejandro Dávila Bolaños, aconseja que no es bueno migrar.

“Son muchos los esfuerzos que se hacen estando fuera, legalizar papeles tiene un alto costo, conseguir empleo es difícil y los gastos de estar viviendo fuera tampoco son bajos”, detalla.

En su casa se concentran además de sus tres nietos, dos hijos de una sobrina, que partió también a Panamá.

“Tengo 60 años. Soy jubilada y la lucha es que estas criaturas se alimenten, vayan a la escuela y mantenerlos con buena salud”, dijo, tras implorar al Creador que cuide a su hijo y que lo regrese pronto a Nicaragua, “aunque no traiga nada”.

El sueño de una casa

Muy cerca del reparto Alejandro Dávila Bolaños vive Xiomara Reyes, habitante del barrio El Calvario, quien está al cuido de dos nietos, porque su hija y su esposo se fueron a Panamá.

“Ellos llaman diario a sus hijos a las 4:00 de la tarde. Se comunican por Skype. Ya enviaron el dinero para comprar lo que ellos pidieron en la carta al Niño Dios y aunque ellos no están, al menos tendrán un regalo material que compensará momentáneamente, porque llevan dos Navidades sin sus padres”, dice.

Y es que la naturaleza es sabia. Las abuelas hacen ese trabajo de cuidar a los nietos cuando están ausentes los padres, pero no tienen las mismas fuerzas y energías para cubrir todas las necesidades que requiere esa responsabilidad.

La hija de Xiomara Reyes se fue porque quiere hacer su casa. Ella al igual que muchos, se van a otro país sin hacer un plan migratorio, porque los dos rostros que se presentan es la xenofobia que puedan sufrir al llegar a un país extraño y dejar a sus hijos en manos de terceros, a sabiendas de que lo primero que demandarán es el amor.

Pedro Emilio Soza es voluntario del Comité de Migrantes en Chinandega. Él considera que la migración trae ventajas porque con el trabajo se puede reparar una casa, comprar un solar, adquirir una vivienda… pero a cambio se ven obligados a dejar a sus hijos.

“Los niños experimentan sentimientos de abandono. En Nicaragua la tradición es compartir en familia y es cuando sienten con mayor fuerza el vacío de sus padres”, admite Soza al explicar que quienes quedan aquí les pueden dar todo, menos el amor de sus padres.

Soza estima que, según su experiencia, un 30 por ciento de la población chinandegana migró hacia Costa Rica, Estados Unidos, Panamá y España.

Chinandega es expulsor de migrantes. Es el segundo departamento, después de Managua, donde la gente se está yendo y prueba de ello son las largas colas en la sede del Consulado de Costa Rica.

La migración se da para mejorar. La principal inversión de los migrantes es en vivienda. 

“Esto se origina con la llegada de la remesa. Se mejora la casa, se amuebla, se compra una vivienda, es lo que se observa en Chinandega, porque el salario del nicaragüense no alcanza para estas mejorías”, analiza Soza.

Los chinandeganos se mueven por necesidad. Difícilmente se detiene a una persona que tiene sueños, lo importante es que quien vaya a viajar analice primero el impacto que deja en los que quedan en casa, si los conocerán al volver, si tendrán buena educación, si se les transmiten valores, porque esta medianoche, cuando se regalan abrazos en las casas, muchos de estos niños, como los nietos de Esmelda Martínez y Xiomara Reyes, tendrán cena y regalos, pero les faltará el amor de sus madres y padres.

Los destinos preferidos

De acuerdo con los resultados de los estudios de M&R Consultores, en Nicaragua aproximadamente la mitad de la población está dispuesta a migrar.

Los destinos preferidos, según las encuestas, son Estados Unidos y Costa Rica, seguidos por Panamá y España.

Los nicaragüenses que migran explican que van a trabajar para ahorrar dinero y luego volver con el propósito de abrir un negocio o mejorar sus viviendas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus