•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total 2,752 ciudadanos entre procesados y sentenciados, que reciben suspensiones de ejecuciones de sentencia y libertad condicional, estampan su huella digital al menos una vez al mes en un lector electrónico en la Oficina de Presentación de Procesados (OPP) ubicada en el Complejo Judicial Central de Managua.  

La impresión de la huella digital es uno de los dos procedimientos de control que ejerce el Poder Judicial sobre aquellos a quienes la justicia da la oportunidad de concluir su condena fuera de la cárcel o bien enfrentar su juicio en libertad.

La otra medida de control es el llenado de una ficha que el procesado o sentenciado llena con sus datos personales y firma cada vez que le toca presentarse ante esa oficina.

Lisandro Salazar, responsable de la OTP en los tribunales de Managua, señaló que de la cifra antes referida, 300 son mujeres que están bajo libertad condicional o enfrentan juicio con medidas distintas a la prisión preventiva.

1,549 a punto de cumplir

De los 2,752 un total de 1,549 son sentenciados que están terminando de cumplir sus condenas en  libertad condicional o recibieron la suspensión de ejecución de condena que le fue otorgada por uno de los cinco jueces de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de la capital, según los registros de la OTP.

A diario en la OTP (de lunes a viernes) un promedio de entre 140 y 150 personas cumplen con la medida cautelar de la presentación periódica en horario de 8:00 de la mañana a una de la tarde, pero hay días como el lunes 14 de diciembre donde se atendieron a 497.

Salazar atribuyó este fenómeno al hecho que el Poder Judicial estaba por salir de vacaciones de Navidad y Año Nuevo “y es probable que algunos hayan adelantado su fecha de presentación periódica”.

Los jueces de audiencia, Indiana Gallardo y Carlos Solís, consultados sobre la efectividad de las medidas cautelares distintas a la prisión preventiva, señalaron que la presentación ante la OTP se cumple de manera rigurosa, porque existe el mecanismo adecuado de control.

La libertad condicional es un beneficio que recibe el sentenciado cuando ha cumplido las dos terceras partes de la condena y tiene buen comportamiento en el penal;  mientras el arresto domiciliar es una medida cautelar distinta a la prisión preventiva.

Mecanismos de control

Los abogados Juan Francisco Mendieta y Elton Ortega coincidieron en señalar que tanto el arresto domiciliar regulado en el Código Procesal Penal (CPP)  como la libertad condicional establecida en el Código Penal (CP) requieren de mecanismo de control por parte de quienes las ordenan.

“Los mecanismos de control del arresto domiciliar y cumplimiento de la libertad condicional son insuficientes porque nadie garantiza que se cumplan, por no existir las condiciones”, subrayó el abogado Mendieta.

El litigante señaló que solo en casos emblemáticos los jueces ordenen el arresto domiciliar con vigilancia policial y aun así eso no es garantía”, subrayó el profesional del derecho.

Por su parte, el abogado Elton Ortega expresó que en el caso de la libertad condicional, donde generalmente al sentenciado se le impone como condición no perturbar a la víctima, tampoco hay mecanismos de control para evitarlo.

“Solo en los casos de adolecentes es que hay una oficina de seguimiento del cumplimiento de la libertad condicional; pero en el caso de los reos adultos se obliga a la víctima a probar que quien recibió ese beneficio legal, no está cumpliendo con las condiciones que le fueron impuestas”, explicó el litigante.

Los abogados señalan que alguien con casa por cárcel tiene posibilidades de huir de la justicia.

Más de 10 mil reos en cárceles de Nicaragua

Aunque oficialmente el Gobierno no ha brindado cifras recientes sobre el total de reos que están en todas las cárceles del país, el informe anual del Departamento de Estado de Estados Unidos, publicado en julio de este año en Washington sobre las condiciones carcelarias en Nicaragua, indica que hay unas 10 mil reos, según estadísticas de hace dos años.

El mismo documento informa que en diciembre de 2013 ocho cárceles que estaban diseñadas para albergar a cinco mil reclusos, mantenían detenidas a casi 10 mil personas y que con frecuencia, los detenidos en las celdas preventivas debían compartir con personas ya sentenciadas.

El Gobierno construyó recientemente tres nuevos centros penitenciarios y uno más está en proceso, con una parte de los US$9.2 millones incautados al grupo de narcotraficantes mexicanos capturados en 2012, que se hacían pasar por periodistas de la cadena Televisa.

La ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, afirmó recientemente que del total de las personas privadas de libertad, actualmente el 92% están integradas en diferentes niveles de educación primaria, secundaria, técnica y superior; así como las diferentes actividades culturales y deportivas”.

  • 2,452 reos varones están bajo la modalidad de libertad condicional o casa por cárcel en la ciudad de Managua. 
  • 300 mujeres hay entre el total de prisioneros con casa por cárcel o libertad condicional de Managua, según las estadísticas judiciales.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus