•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los 8 mil ganaderos de Chontales se han venido preparando para el verano de 2016, que esperan sea más seco que el de este año.

Una de las medidas que casi todos los consultados han tomado, es la de garantizar el pasto y el agua para las reses.

La Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) estima que en Chontales existen 600,000 cabezas de ganado, de las 5.2 millones que hay en Nicaragua.El agua es clave para el ganado.

Los ganaderos chontaleños se han concentrado en la conservación y almacenamiento de pasto, construcción de pilas, excavación de pozos, ampliación de áreas de siembra de pasto mejorado, reducción del hato ganadero, e instalación de riego por goteo e inundación.

Desde 2014 Nicaragua ha sido afectada por el fenómeno climatológico El Niño, que provoca falta de lluvias.

De los diez municipios con que cuenta el departamento de Chontales, 4 son extremadamente áridos en el periodo de verano: Comalapa, Juigalpa, parte de Cuapa y Acoyapa.

Trashumancia

Algunos productores han venido practicando la trashumancia, es decir que trasladan su ganado de la zona seca a la húmeda para evitar que los animales sufran sed.

El ganadero Rolando Meléndez admitió que la sequía de este año los afectó menos que la de 2014, porque ya habían adoptado algunas medidas.

“En el 2015, aunque fue fuerte la sequía, los ganaderos ya tenían la idea de hacer una cosa adicional como manejar el alimento seco, como la melaza, y tener complementos alimenticios para el ganado”, explicó Meléndez.

Indicó que esperan un verano más seco en 2016, por lo que junto a su esposa, Rina Cruz, invierten US$100,000 en su finca Santa Clara, en la comarca Las Mercedes, del municipio de Comalapa, Chontales.

En esa propiedad el matrimonio Meléndez-Cruz instala un sistema de riego por goteo e inundación para regar los pastos, ya que pretende extraer el agua a través de la costa del Lago de Nicaragua, que colinda con la finca Santa Clara.

Meléndez señaló que el sistema de riego por goteo estará dirigido en un área de zacate mejorado de corte que permitirá “el aprovechamiento del pasto. Estamos aprovechando el lindero del lago. La idea es regar hasta un máximo de 100 manzanas de pasto por riego y por inundación”.

Pese a la inversión, Meléndez dijo que vendió 300 de las 900 reses que tenía. Los 600 animales con que ahora cuentan estarán en un área de 1,326 manzanas.

“Estas inversiones nos permitieron enfrentar la sequía, pero como queremos explotar la finca, aprovechar el riego por goteo para que se reproduzca 3 cortes al año de pasto mejorado, por manzana estaríamos sacando entre 80 y 100 toneladas de pasto”, calculó Meléndez.

La ganadería es uno de los motores económicos en Nicaragua. Este año la venta al exterior de carne de bovino ha generado 427 millones, liderando las exportaciones en este país.

Conservar pasto

Pavel Molina, otro ganadero de Chontales y quien se dedica al repasto de novillo, aseguró que ya ha tomado acciones para no correr riesgos en el próximo verano.

“Estamos conservando pasto en pie, dejando pasto en la finca sin pastorear para los meses más críticos del verano, haciendo uso de los subproductos industriales como cascarilla de maní, cutícula de maní, harina de maní, melaza, pasto de corte”, dijo Molina.

Indicó que actualmente tiene unas 80 reses en la comarca Piedras Grandes número 2, de Juigalpa, donde garantiza pasto y agua para la alimentación de sus animales.

Los semovientes beben agua de la quebrada de Carca gracias a las últimas lluvias, pero según él cuando el lugar se ponga árido trasladará el ganado a otra finca que tiene en la comarca El Pijibay, del municipio de La Libertad.

“Tenemos allí (en la zona seca) el ganado hasta donde la quebrada (de agua) nos acompañe… la quebrada está corriendo (agua) con los pocos chubascos que cayeron en octubre y noviembre… Después tenemos que emigrar a la zona húmeda”, comentó Molina.

Considera que en la época de verano en la zona seca central del país “no hay nada qué hacer, ni siquiera las fuentes de agua se rehabilitaron, no se recuperaron, inclusive los niveles de los pozos va para abajo su caudal”.

Precios estables

Para alimentar al ganado en los meses más críticos del verano, en la parte semi húmeda utilizará pasto de corte, pasto picado y pasto seco para complementarlo con subproductos industriales como cascarilla de maní, entre otros.

También en la finca que tiene en la comarca El Pijibay excavó dos pozos y tiene en planes un tercero para ampliar el área de siembra de pasto.

En la actualidad, Molina tiene sembradas 100 manzanas de pasto de corte y pretende incrementar el área en 40 manzanas.

“Llevamos 2 años seguidos de sequía… aquí totalmente estamos golpeados (en la zona seca)… si lo que ha mantenido un poco son los precios del ganado, que han estado atractivos”, refirió Molina, quien precisó que el kilo de carne lo paga el matadero a 101 córdobas.

UNAG da recomendaciones

Subproductos • El presidente de la UNAG en Chontales, el diputado sandinista Douglas Alemán, manifestó que han hecho recomendaciones a los ganaderos para mejorar el manejo de pastizales.

“Hemos coordinado con el Gobierno y la agroindustria para reservar los subproductos para la alimentación del ganado como la melaza, cascarilla de maní, semolina de arroz, harina de maíz… Se habló con la agroindustria para la reservación de los subproductos”,
reiteró Alemán.

“La ganadería ha crecido en Chontales. Aunque Chontales tenga zona seca, los ganaderos practican la trashumancia, muchos tienen fincas en la región”, puntualizó.

Rufino Aragón, un productor de la comarca Llano Grande, de Cuapa, precisó que este año invirtió US$7,000 en la siembra de pasto en sus propiedades, para garantizar la alimentación del ganado.

Detalló que de las 32 vacas paridas que tiene, saca 47 galones de leche diario para convertirlos en derivados lácteos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus