•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al principio, el negocio se llamaba Calzado Ortiz, pero hoy son W&R Shoes. El cambio no solo es de imagen o de idioma, sino que el taller de calzado de Juan José Ortiz ha transformado su sistema de producción.

“Tenemos aproximadamente 12 años que se formó la empresa W&R Shoes (Walk and Run, por sus siglas en inglés), y pasamos de tres trabajadores a 16 fuentes de empleos. Aún recuerdo cuando mi madre viajaba a los departamentos y a veces no vendía nada, era una época difícil, pero gracias a Dios nos logró sacar adelante y ahora somos una de las productoras fuertes de zapatos en Masaya”, dice Ortiz.

Masaya se ha convertido en la meca nicaragüense de producción de calzado. Algunos pequeños negocios han pasado de elaborar modelos rústicos, difícil de vender en este país, a producir finas piezas que se comercializan en Nueva York, Estados Unidos.

Ortiz expresa que en su fábrica elaboran 5 líneas de zapatos: ejecutiva, zapatillas de vestir, casual, botas vaqueras e industrial con punta de acero y tacón reforzado.

La venta

El negocio, ubicado en el legendario barrio indígena de Monimbó, en Masaya, pasó de producir 36 pares de calzado a la semana a 200, que se ofrecen en Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Hace 25 años Calzado Ortiz tenía tres trabajadores: el propio Juan José, su hermano y el padre de ambos.

En la capital del folclor existen pequeños talleres que venden a diario en el mercado municipal Ernesto Fernández, el Oriental y Roberto Huembes.

Pero hay otros que dieron un gran salto. Dambeg Shoes es hoy una sólida empresa que empezó con 5 trabajadores y ahora tiene 40 empleados.

El 60% de su producción está dirigida a las mujeres, 20% a los hombres, 10% son sandalias y el restante 10% es para menores de edad.

Capacitación

Leonardo Martínez, gerente de la Asociación para el Desarrollo Económico con Equidad (Alternativa), explica que han capacitado a los productores.

El gerente de Alternativa expresa que la producción de zapatos se mantiene estable, pese a que en junio pasado las ventas decrecieron porque hubo una recesión económica local.

“Hemos dado un acompañamiento de 7 millones 783 mil córdobas a 80 microempresarios de calzado en Masaya, quienes andan en un rango de 5 a 15 trabajadores y la producción varía de 150 a 1,200 pares de zapatos semanales”, indica Martínez.

El gerente de Alternativa expresa que en junio pasado las ventas decrecieron por una recesión económica local.

“Las micro-empresas de calzado deben ser más competitivas, porque se resisten a la formali-zación”. Juan José Ortiz, productor de calzado en Masaya.

“Tuvimos que realizar estrategias con microproyectos, donde seleccionamos de 5 a 6 microempresarios, a quienes se les orientó que debían ser más flexibles con las característica del calzado, es decir si el cliente lo quiere de x material, color, tipo de suela, estilo, pues se elaboraba”, realata Martínez.

Indica que con esa estrategia lograron colocar en el mercado zapatos que costaban entre C$350 y C$750.

Al extranjero

Asimismo, declara que han logrado que microempresarios del calzado coloquen sus productos en Nueva York, a un costo de U$360.

Ortiz, por su parte, estima que este año la producción de calzado crecerá 20% y dotarán a los microempresarios con maquinaria más sofisticada.

“El trabajo que queda por hacer es que las microempresas de calzado sean más competitivas, pues todavía hay quienes se resisten a la formalización, porque eso implica altos costos de producción, porque deben pagar Seguro Social, a la Dirección General de Ingresos e Impuesto sobre la Renta”, menciona Ortiz uno de los problemas en el sector.

La producción

La Red de Empresarios de Calzado de Masaya aglutina a 12 artesanos que producen más de 78,000 pares de zapato cada año, que son exportados a Costa Rica, mientras que Dambeg Shoes elabora más de 72,000 pares de calzado al año.

Según datos del Censo Económico Urbano, el departamento de Masaya constituye el principal centro de actividad económica de cuero y calzado de Nicaragua, con 580 establecimientos de producción, lo que representa un 47.7% del total de establecimientos que se dedican a esta rama en el país.

Sin embargo, la ciudad de Masaya representa el 91% de los establecimientos de cuero y calzado en el departamento Masaya.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus