•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Momotombo continúa en actividad eruptiva. La madrugada de ayer el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó de una explosión de gases, cenizas y material incandescente que fue grabada por las cámaras de vigilancia instaladas en las proximidades del coloso de 1,297 metros.

El Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred) emitió un reporte en el que confirmó la salida de lava que se depositó en la ladera este, noreste y norte del volcán. A la vez comunicó que fue reportada la caída de ceniza y arena sobre el puerto Momotombo y el viento la llevó hasta algunos barrios periféricos de La Paz Centro.

La explosión en el Momotombo estuvo acompañada de un leve temblor, que no pudo ser localizado, pero fue sentido por el personal de la Planta Geotérmica Momotombo, según publicaron medios oficialistas.

Amplitud sísmica

De acuerdo con el Sinapred, el volcán ha mantenido su característica actividad microsísmica con tremor volcánico que dura pocos minutos.

“La amplitud sísmica en tiempo real (RSAM) en valores bajos y moderados, menores a las 600 unidades. La emisión de gases es escasa, lo que sugiere que las explosiones de ayer y hoy han dejado obstruida la parte superficial del conducto volcánico, por lo que se espera la ocurrencia de nuevas explosiones de gases y ceniza”, indicó el informe.

“Es también probable la ocurrencia de nuevos sismos debajo del volcán que acompañen la expulsión de lava por el cráter principal y posiblemente por los flancos, sin representar mayor peligro para la población cercana, a excepción de la Planta Geotérmica, la cual se encuentra en la base sur del volcán, por lo que corre mayor peligro de ser alcanzada por flujos de lava y material balístico (rocas volcánicas lanzadas durante explosiones violentas)”, reza la información divulgada por el portal El 19 Digital.

El geólogo Dionisio Rodríguez, director del Instituto de Geología y Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-Managua (Cigeo), señaló que el volcán está en actividad intermitente, de modo que las explosiones pueden durar semanas o meses.

“Esto se debe a las pulsaciones del reservorio generadas por altas temperaturas cuando la presión aumenta o el magma se acumula, provocando que se ensanche el conducto y se den los sismos y explosiones”, explicó Rodríguez.

De acuerdo con el geólogo, estos estallidos no deben causar alarma, pues son parte del proceso eruptivo del volcán, el cual inició el pasado 1 de diciembre, tras 110 años de inactividad, con la expulsión de ceniza, rocas y lava.

El pasado 2 de enero, el Ineter también reportó dos explosiones de gases y cenizas. La primera  se produjo a las 2:28 de la tarde y la segunda a las 2:35.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus