•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La parroquia San Pedro, uno de los edificios emblemáticos de la ciudad de Rivas, lucirá más atractiva, gracias a la restauración que inició en diciembre y que ya es causa de admiración entre los rivenses.

Hasta hace poco este templo católico dedicado al apóstol y declarado patrimonio histórico y cultural de la nación, lucía bastante opacado y deteriorado producto de la falta de mantenimiento en su fachada, paredes laterales y la cúpula principal.

Sin embargo, el párroco Roberto Ramos Granizo, quien llegó a tomar posesión del templo hace dos meses, emprendió esta tarea de restauración con el objetivo de conservar su arquitectura barroca y “embellecer la casa del Señor y animar a la feligresía a que se acerquen a esta casa de oraciones que es una de las más bellas del país”, precisó.

El proceso de restauración que se realizará en tres etapas, inició con la fachada de la parroquia, gracias a una donación de 100 mil córdobas que entregó la Asamblea Nacional, y otra cantidad similar que han aportado los feligreses.

De acuerdo con el párroco Ramos, en el proceso de restauración del frontis se están utilizando materiales adecuados para conservar su línea arquitectónica.

“A mediados de enero esperamos concluir la primera etapa, para después continuar con las paredes laterales del templo y el techo; en la tercera etapa concluiremos con la restauración de la cúpula y atrio que está bien deteriorado”, detalló el párroco.

También será iluminada

Agregó que en estas otras dos etapas la inversión sería aproximadamente de 300 mil córdobas, de los cuales la mayor parte se invertiría en la restauración de la cúpula, la cual, debido al paso del tiempo, presenta grietas por las cuales se filtra el agua.

La belleza de este templo también podrá apreciarse durante la noche, ya que se va a reemplazar el sistema eléctrico y se va a iluminar todo el atrio.

Cabe señalar que durante el 2015, la parte interna de la iglesia fue restaurada, pero según el padre Ramos, aún hace falta la sacristía y pintar la parte interna de la cúpula.

La parroquia San Pedro se comenzó a construir en 1820, pero un terremoto de 1844 la destruyó; se volvió a reconstruir en 1855 y las obras culminaron en 1870 y según el párroco Ramos en la actualidad no se cobra un solo córdoba por ningún sacramento.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus