•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El país ya cuenta con institutos de medicina natural y terapias complementarias que funcionan de acuerdo con la Ley 759, Ley de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales en Nicaragua, anunció la coordinadora de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

Estos institutos son filiales del Ministerio de Salud y hasta la fecha están presentes en 12 cabeceras departamentales, aunque algunos están en proceso de equipamiento, refirió Murillo en su acostumbrada alocución de mediodía a través de medios oficiales.

La Ley 759 fue aprobada en octubre de 2011 y está vigente desde enero de 2012. Una de sus expresiones son los dispensarios marinos, que son sitios autorizados donde la población puede adquirir el agua de mar gratuitamente y ocuparla para fines medicinales. En todo el país hay unos 60 dispensarios.

Uno de los objetivos de dicha ley es “fomentar la seguridad, la eficacia y la calidad de la práctica de la medicina natural, de las terapias complementarias y productos naturales a nivel nacional como alternativa viable y efectiva en beneficio de la salud de la población”.

Entre la treintena de medicinas y terapias alternativas que contempla la ley, están la medicina holística, la reflexología, la homeopatía, la talasoterapia, etc.

“El Ministerio de Salud, a través de la Dirección General de Regulación para la Salud, será responsable de coordinar el desarrollo de la práctica médica y velar por la calidad de la elaboración y dispensación de los productos o suplementos naturales de la medicina natural, terapias complementarias y productos naturales, objeto de esta ley”, dice.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus