Carol Munguía
  •   El Viejo, Chinandega  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comunidad pesquera de Aserradores, jurisdicción de El Viejo, fue testigo de una muerte accidental, inusual entre los pescadores de la zona de Chinandega, donde poco se practica el buceo.

La Policía Nacional de El Viejo reportó la muerte accidental por embolia gaseosa de Carlos García, quien junto con dos personas se sumergió en las profundidades del Estero de Aserradores para bucear, actividad con la cual se ganaría el sustento familiar.

El martes 5 de enero por la mañana los pescadores Raúl y Carlos García Méndez y Narciso Andrés Cano Burgos salieron a bucear frente a Marina Puesta de Sol.

Por la tarde, como a eso de las 3:30, Carlos, de 41 años, salió de las profundidades porque se quejó de un dolor fuerte en su brazo izquierdo.  El buzo se siguió quejando y subió a la lancha ayudado por su hermano Raúl, quien le proporcionó dos pastillas de diclofenac de 100 miligramos para mitigar el malestar.

Raúl prestaba atención a su hermano que se quejaba más de dolor y tomó la lancha hasta la orilla de la costa para llevarlo a un médico. 

“Cuando la lancha se detuvo, procedí a alzarlo en brazos pero tenía su cara descompuesta y en muy mal estado de salud”, narró.

Luego de eso lo trasladó de inmediato al hospital Teodoro King, en donde el médico de turno anunció que su hermano había fallecido por falta de oxígeno en el cerebro.

Según la valoración del médico forense, doctor Roger Pereira Umaña, Carlos García falleció por embolia gaseosa debido a sumersión en agua del mar, registrándose el incidente como una muerte accidental.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus