•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Abandonados a su suerte, caminando desorientados por veredas, sin dinero y deshidratados fueron rescatados por la Policía de San Rafael del Sur ayer 15 inmigrantes originarios de Bangladesh.

Los hombres, cuyas edades oscilan entre los 18 y 33 años, fueron avistados por los agentes policiales cuando caminaban en fila india por veredas, a la altura del kilómetro 43 de la carretera El Crucero-San Rafael del Sur, confirmó el comisionado Leónidas Roque, segundo jefe de la Policía en San Rafael del Sur.

Roque  dijo que los asiáticos, al ser rescatados por la Policía, refirieron que fueron abandonados a su suerte por un coyote en El Crucero, quien aparentemente les robó.

“Ellos dicen que la mafia (traficantes de migrantes) les robó”, precisó el jefe policial citando el testimonio de Morobel Alí, uno de los 15 inmigrantes y quien es el único de los extranjeros que habla un poco de español.

Tres días caminando

Morobel Alí dijo a El Nuevo Diario que él y sus compatriotas al ser rescatados por la Policía tenían tres días de caminar por veredas desde que ingresaron a territorio nicaragüense por puntos ciegos de la frontera sur.

Alí también dijo que el traficante los dejó abandonados en El Crucero y les cobraba entre US$100 y US$500 a cada uno por trasladarlos a Honduras.

Señaló que él y sus compañeros de travesía abandonaron su país de origen por problemas políticos, agregando que su destino final es los Estados Unidos.

Asistencia médica

Las autoridades policiales luego de rescatar a los extranjeros los llevaron al centro de salud de San Rafael del Sur, donde al ser examinados varios presentaron un cuadro de deshidratación leve.

Los extranjeros también presentaban  problemas gástricos y dolencias en las articulaciones por las largas distancias que caminaron, indicaron las autoridades médicas.

Al final de la tarde los extranjeros fueron trasladados al albergue de inmigrantes, ubicado en la Dirección de Migración y Extranjería en Managua.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus