•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La defensa de Kathia Adriana Corella Rojas, la modelo tica acusada por lavado de dinero y crimen organizado, alegará en el juicio que ella fue víctima de violencia por parte de su pareja, el también costarricense Walter Pereira Castillo, quien se suicidó en su casa momentos antes de que las autoridades allanaran la vivienda.

Carlos Javier Chavarría, el abogado defensor, presentará como prueba una denuncia que Corella Rojas hizo en los tribunales ticos contra Pereira Castillo por violencia o intimidación.

“Con la documentación del Poder Judicial vamos a demostrar que ella estaba en Nicaragua contra su voluntad, porque era víctima de violencia por parte de su pareja (Walter Pereira)”, aseguró el jurista.

La defensa de Corella también prepara como argumento a favor de la tica el hecho de que ella por ser pareja de Pereira al momento de los hechos, está protegida por el artículo 34 de la Constitución, donde se establece que nadie está obligado a declarar contra sí mismo y sus familiares en primer grado de afinidad y cuarto de consanguinidad.

La Fiscalía asegura en su acusación que la modelo costarricense era la encargada del resguardo y custodia del dinero que la agrupación de presuntos narcos obtenía por la venta de droga que enviaban de Costa Rica hacia Guatemala.

Pospusieron audiencia

Ayer se pospuso la audiencia inicial en el caso de Corella Rojas, quien aún conserva la belleza y sigue siendo imán para los camarógrafos.

La audiencia inicial en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia se efectuará el próximo 14 de enero, pues ella y otros acusados cambiaron de abogado defensor.

Con un leggins gris, camiseta cuello v y el cabello sujetado con una moña compareció la belleza tica, visiblemente golpeada por los días de encierro en la cárcel. Fue notoria la pérdida de peso.

El nuevo abogado defensor argumentó ante las autoridades que la situación por la que atraviesa Corella Rojas ha provocado trastornos en su personalidad, al punto que muchas veces llora y otras tantas grita de desesperación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus