•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El personal de salud del sistema público y privado puede ser sancionado en caso que no cumpla con la Resolución Ministerial 671-2014, en la que se orienta cuál debe ser el trato hacia los miembros de la diversidad sexual y las personas que ejercen el trabajo sexual. 

La procuradora para la Diversidad Sexual, Samira Montiel, explicó que esta resolución sustituyó a una en la que no se incluía a las personas con VIH y a las trabajadoras sexuales, y que además era desconocida por el 67% de los trabajadores del Minsa. 

Según Montiel, la norma es “de las mejores que existen en Centroamérica en cuestión de la no discriminación en el área de la salud, al punto que en la inspección realizada se mostró que no existieron denuncias en los últimos tres años contra esa institución”.

La Resolución Ministerial consta de nueve puntos. En el inciso número tres se establece que el personal de los establecimientos de salud debe llamar a las personas por el nombre elegido según su vivencia de género. Entendiéndose por nombre elegido, el nombre social utilizado por la persona. 

El número cinco ordena la imposición de sanciones para el personal de los establecimientos de salud que no cumplan con la resolución.

Otro de los incisos señala que los establecimientos de salud deben establecer un mecanismo que permite a la población en general interponer denuncias por maltrato o discriminación hacia la comunidad LGBTI.

Fiscalización 

En 2015 la Procuraduría determinó que entre las instituciones que más discriminan se encuentran la Policía Nacional y el Sistema Penitenciario. El Ministerio de Educación (Mined) y el Ministerio de Salud (Minsa) mostraron un avance. 

Sin embargo Ludwika Vega, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Trans (Anit), aseguró que el año pasado se presentaron ante esta asociación cinco denuncias por discriminación del personal médico.

Vega aseguró que el Manolo Morales es el hospital del que reciben más denuncias. Asimismo dijo que hay personal médico que incumple con la resolución. “Las pocas compañeras que exigen su derecho en los centros hospitalarios más bien son sujetos de burla”.

Para Ana Quiroz, directora del Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas), "esta resolución ministerial es conocida únicamente por los activistas líderes de organizaciones, pero la comunidad LGBTI en general la desconoce, lo más serio de esta situación es que el personal de salud no sabe que existe”.

Las personas LGBTI deben saber que la discriminación es un delito y que la Policía no puede tipificar estos casos como asedio, a como lo ha venido haciendo. En este país nunca se ha juzgado a alguien por discriminación. Samira Montiel, procuradora para la diversidad sexual.

“Sabemos que la discriminación e incluso las agresiones existen en los centros de atención médica, y existe la tendencia de creer que por ser homosexual es una persona que vive con VIH y eso es una falsedad”, recalcó. 

“Las personas LGBTI deben saber que la discriminación es un delito y que la Policía no puede tipificar estos casos como asedio, a como lo ha venido haciendo. En este país nunca se ha juzgado a alguien por discriminación”, dijo por su parte la procuradora Samira Montiel. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus