•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez son más los hombres que asisten a citas en la especialidad de Urología, razón por la que hay más control sobre los problemas de infertilidad y los prostáticos —que se vuelven comunes después de sus 40 años—, así como existe más apertura frente a la vasectomía, procedimiento que históricamente ha sido rechazado por muchos que creen que afecta su función sexual.

Especialistas consultados por El Nuevo Diario señalaron que los hombres están asistiendo con más confianza a las citas, y aunque aclararon que los cálculos renales ocupan el primer lugar entre las razones de consulta debido a la gran incidencia que tiene esta enfermedad en ambos sexos, indicaron que también llegan para examinar su próstata, tratar la infertilidad y solicitar la vasectomía.

El urólogo Aldo Balladares afirmó que en el caso de los problemas prostáticos los hombres están acudiendo en el tiempo adecuado y ello ha permitido que los casos de cáncer de próstata se diagnostiquen de forma temprana y no hasta que han hecho metástasis en otras partes del cuerpo, como la columna.  “Ha cambiado la visión del chequeo prostático, ahora asiste un gran porcentaje de hombres de 40 años a más”, apuntó Balladares, quien refirió que del promedio de 45 pacientes que atienden a la semana los tres urólogos que hay en el hospital Central Managua, al menos 20 son para chequeo prostático.

LOS 40

El también urólogo Silvio Conrado aseguró que dicho chequeo es necesario a partir de los 40 años, porque después de esa edad todos los hombres presentan un crecimiento de su próstata, lo cual en la mayoría de los casos ocasiona problemas como dificultad para orinar y aumento en la frecuencia de esta necesidad por las noches.

Los tres exámenes (ultrasonido, sangre y digito-rectal) se complementan, ayudan a que el diagnóstico (del cáncer de próstata) tenga una efectividad arriba del 90%”. Silvio Conrado
urólogo.

Sin embargo, apuntó que el crecimiento de la próstata no es sinónimo de alteraciones prostáticas que requieran atención médica o quirúrgica, ni tampoco de cáncer.

Conrado destacó que la revisión de la próstata consiste en practicarse un ultrasonido, el examen de sangre PSA (antígeno prostático específico) y el tacto digito-rectal. Sobre este último, mencionó que aunque muchos hombres lo rechazan, es fundamental hacerlo porque han encontrado que hasta a un 25% de los pacientes que solo se hacen el examen de sangre no se les diagnostica el cáncer presente.

“No es que uno sea más importante que otro, sino que los tres exámenes se complementan, ayudan a que el diagnóstico tenga una efectividad arriba del 90%”, puntualizó.

Sobre los cálculos renales, que representan la primera razón de consulta en la especialidad de Urología, el especialista Aldo Balladares afirmó que reciben a pacientes desde los 20 hasta los 50 años y que estos provienen principalmente de zonas rurales, pues los factores de riesgo son la poca ingesta de agua y desórdenes metabólicos por mala alimentación.

Su homólogo, Silvio Conrado, indicó que por cada tres hombres con cálculos renales atienden a dos mujeres con el mismo problema, pese a que de acuerdo con la literatura médica el sexo femenino es el más afectado por esta enfermedad.

A su juicio, la razón por la cual sus pacientes de cálculos renales son más hombres que mujeres es la inestabilidad de estas últimas en el sistema de Seguro Social por las condiciones desiguales que tienen en el mercado laboral.

Cifras del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social muestran que en el 2014 hubo 48,511 consultas urológicas, aunque no lo detalla por sexo. En el caso de los adultos mayores, refieren que hubo 20,712, de las cuales 3,845 fueron por primera vez y 16,867 fueron subsecuentes.

INFERTILIDAD

La infertilidad es otra razón por la cual los hombres asisten a consultas urológicas, pero según Conrado antes de llegar a la cita hay resistencia porque a la mayoría le cuesta aceptar que el problema proviene de ellos.

“Los problemas de fertilidad está determinado 50% por la mujer y 50% por el hombre, pero más del 60% de los hombres no acepta que ellos tienen las causas; sin embargo, una vez diagnosticados se someten con facilidad al tratamiento”, afirmó el especialista.

Conrado agregó que la principal causa de infertilidad masculina es el varicocele, condición que consiste en la dilatación de las venas a nivel escrotal y perjudica la producción de espermatozoides. Este problema se soluciona por la vía quirúrgica.

Poco a poco aceptan la vasectomía

CREENCIA. Los especialistas en urología Aldo Balladares y Silvio Conrado señalaron que aunque ahora hay más hombres que consultan sobre la vasectomía y se la practican, persiste la resistencia para someterse a este procedimiento, basados en la creencia de que afecta su función sexual.

Balladares refirió que en un día puede atender a entre 15 y 20 hombres, pero que de estos solo 4 llegan solicitando la vasectomía y que el 70% de los que tienen cirugías programadas no asisten a las mismas.

Sin embargo, dijo que cuando la decisión es firme, los hombres suelen llegar acompañados con sus parejas y la principal razón que dan es la paternidad satisfecha. Otro motivo es que la mujer no siga tomando anticonceptivos que le causan efectos negativos, indicó por su parte Conrado.

Ambos doctores aclararon que la vasectomía no tiene ninguna influencia en la función sexual de los hombres. Balladares explicó que la cirugía es ambulatoria y dura de 15 a 20 minutos. “Se hace una incisión en el escroto, de más o menos 0.5 centímetros, y se localiza el conducto deferente que transporta los espermas, se liga, se secciona un segmento y este se corta”, detalló.

No obstante, es necesario que el hombre use preservativos durante uno o dos meses después de la cirugía, pues hay líquido seminal que se queda acumulado en los conductos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus