•   Somoto, Madriz  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Molestos por el reducido tiempo que la Policía permite a sus familiares, una parte de los más de 100 reos que guardan prisión preventiva en las celdas de Somoto se amotinaron la mañana de ayer.

Una joven que se identificó como Julieth Ramírez relató que la inconformidad de los privados de libertad se originó después que los oficiales comunicaron que solamente se facilitarían cinco minutos de visita, y no los 20 que se acostumbraban.

Para sofocar la acalorada protesta de los prisioneros, los mandos superiores ordenaron la intervención de las fuerzas policiales, entre las que incluía a policías conocidos como “Los Dantos”, quienes utilizaron bombas lacrimógenas.

Desde las afueras de las instalaciones policiales, decenas de familiares, mayormente madres y esposas de los detenidos, suplicaban a las fuerzas policiales que no maltrataran a sus parientes presos y se les atendiera médicamente para mitigar el efecto de los gases.

Al sitio se acercó una unidad de la Cruz Roja, cuyo personal solicitó auxiliar a los reos que lo necesitaran, pero personeros de la institución refirieron que no se les permitió, por lo que optaron por retirarse.

Se conoció que los reos que iban siendo reducidos fueron trasladados a otro sitio para su resguardo. El comisionado Rafael Barreda, jefe de Auxilio Judicial, se presentó ante los familiares para aclararles que durante el restablecimiento del orden en las celdas, no se maltrató a ningún reo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus