•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al ver que tenía retrasos en su menstruación y que su vientre le crecía día a día, la joven Tania Maryelis Matuz Calero, de 19 años, decidió acudir donde un médico en el municipio de Acoyapa, Chontales, quien posteriormente le diagnosticó que estaba embarazada.  Devoción a San Sebastián.      

A raíz de eso, Matuz Calero se fue ilusionado con que daría a luz a su primer hijo, pero a los 7 meses de su gestación, es decir hace 15 días, se enteró que no existía ningún embarazo y que más bien su vientre estaba por reventarse producto de una inflamación que tiene en su útero, que según ella casi se le revienta.    

“Tengo fe que él (San Sebastián) me va a sanar por eso ando aquí… Le ando pidiendo con mucha fe y amor que me sane y que me saque adelante”, dijo la joven Matuz Calero con sus ojos llorosos.  

Tania Maryelis Matuz Calero, que se puso en tratamiento médico, tiene mucha fe en que el santo patrono de los acoyapinos, San Sebastián la sane, intercediendo ante Dios.      

Por eso, ella y su mamá Josefa Calero se encontraban en la misa y luego en la procesión del santo, que año con año lo celebran los acoyapinos con fiestas  religiosas.   

BAJO ARDIENTE SOL

Durante la procesión que se llevó a cabo después de la eucaristía, varios de los devotos iban pagando sus promesas vestidos de San Sebastián, vendados y descalzos, aguantando aquel  ardiente sol que caía en la ciudad.

"Un cristiano no tiene que acomodarse con lo que tiene, sino que siempre debe seguir adelante".  Sócrates René Sándigo, obispo de Chontales .

María Lidia Requénez, de 79 años, también de Acoyapa, es otra promesante que recorrió la procesión descalza. Dijo que tiene seis años de estarle pagando promesas al santo patrono de Acoyapa debido a un dolor que siente en la vejiga.  

Agregó que le tiene mucha fe al santo porque ya la ha levantado de la cama, tras haber estado postrada en otras ocasiones.

El obispo de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sandigo Jirón, quien ofició la misa campal al costado sur de catedral, junto con el clero, instó a la feligresía católica a que sean como San Sebastián, que siendo un soldado militar de los romanos hizo el bien, defendiendo la fe cristiana ante el emperador Dioclesiano.

Y que por eso le costó la vida, pues el emperador Dioclesiano  lo mandó a matar primero a flechazos y luego a mazazos, al ver que no moría.          

“Recuerden que San Sebastián dio un primer paso, aquel cristianismo arriesgado…. bajó a Roma y dijo: yo voy a ir al corazón del imperio para ayudar a los pobres cristianos que estaban escondidos en la catacumba donde los están masacrando”, reiteró Sándigo Jirón.

Asimismo expresó que "un cristiano no tiene que acomodarse con lo que tiene, sino seguir adelante", pero haciendo el bien como San Sebastián.    

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus