José Denis Cruz
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las botellas, el papel, vídrio o plástico que se botan a la basura son una importante fuente de ingresos para  Los Pipitos, pues desde 2008 esta organización está implementando el programa "Recicla por la vida y la esperanza", el cual cuenta con el apoyo de aproximadamente 480 instituciones entre empresas privadas, colegios y entidades del gobierno, a nivel nacional.

“Le llamamos por la vida porque protegemos el medioambiente y por la esperanza porque con ello se apoya a los programas de prevención y rehabilitación a través de la terapia de las manualidades”, explicó la subdirectora de Los Pipitos, Rosa Romero.

Para este proyecto se han habilitado centros de acopio que también funcionan en los 88 municipios donde tiene presencia.

De acuerdo a Romero, entre los planes está fortalecer el programa y captar más empresas donantes.

"Esta actividad es para mantener los gastos en que se incurre con los programas de rehabilitación de los niños, adolescentes y jóvenes que se encuentran en el centro", insistió Romero.

MANUALIDADES

El cartón y el papel también es utilizado por los niños del Instituto Médico Pedagógico para realizar manualidades que posteriormente son vendidas. “No solo es una fuente de ingresos, sino que se ha convertido en una terapia ocupacional donde pueden desarrollar sus habilidades”, destacó Romero.

Un total de 200 niños discapacitados se encargan de elaborar manualidades a nivel nacional. El proyecto fue impulsado por la Asociación de Padres de Familia con Hijos Discapacitados Los Pipitos.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus