•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este pinta como un buen año para el sector de la construcción en Nicaragua, lo que genera optimismo entre los productores de cemento, explica el director de Holcim para Nicaragua, Henry Rathgeb.

De origen suizo/colombiano, Rathgeb menciona casi de memoria los proyectos más atractivos: 200 kilómetros de carreteras, unas nueve mil nuevas viviendas, cinco hospitales y un programa de inversión pública que supera los C$16,000 millones.

¿Para 2016, cuáles son las proyecciones que tienen en cuanto al precio del cemento? ¿Se espera una estabilidad?

La estabilidad de nuestros precios depende siempre mucho del costo de nuestras materias primas y la energía. Para el año 2016, tenemos grandes expectativas con base en el crecimiento de Nicaragua. Lógicamente, seguiremos invirtiendo en el país atendiendo las necesidades del mercado, siempre con el propósito de satisfacer la demanda de la industria. 

¿Cuáles factores externos podrían afectar los precios del cemento a nivel local?

Los factores externos que siempre son determinantes para el precio de nuestros productos son nuestras materias primas y la energía.

¿Cómo se ha desarrollado para ustedes el mercado nicaragüense respecto al resto de Centroamérica? ¿El crecimiento es bueno o está por debajo de la media en el istmo?

Nicaragua es el país que presenta mayor incremento en sus indicadores económicos dentro de la región. Esto, por supuesto, no está desligado del crecimiento que ha venido presentando la industria de la construcción. El país prevé crecimiento en construcción vertical y se sabe que vienen grandes inversiones para el desarrollo de estas obras.

¿Qué representan estas construcciones verticales para el sector cementero?

Ofrece una gran oportunidad al crecimiento de la industria cementera. Para nosotros es una oportunidad de también crecer e innovar. Los materiales de construcción, hablando de tipos de cementos, mezclas de concreto, deberá ir ajustándose a las demandas y necesidades de este tipo de construcciones, por lo que es, evidentemente, una ventana de oportunidades para la industria y en particular para nuestra empresa de ofrecer soluciones integrales, y más ajustadas al cliente y el proyecto.

Las 400,000 toneladas de cemento que producen en Nicaragua, tras la inversión de 10 millones de dólares que hicieron, ¿son una cifra que abastecerá con normalidad al mercado local en el mediano plazo?

La respuesta sería sí. El incremento en nuestras toneladas de producción obedece al crecimiento constante del sector de la construcción a través de los últimos años en el país. Nuestra primera fase de ampliación atenderá la demanda orgánica del mercado y ya iniciamos la segunda fase de ampliación, que significará un incremento a nuestros volúmenes superior al 30%. 

Cabe mencionar que no es ningún secreto que la demanda de los megaproyectos necesitará de la atención de toda la industria para poder arrancar y ser desarrollados. 

(Las construcciones verticales) ofrecen una gran oportunidad para el crecimiento de la industria cementera”. Henry Rathgeb.

¿Cuáles son las proyecciones que tienen en cuanto a la generación de empleos?

El crecimiento de nuestra compañía y la generación de más empleos son directamente proporcionales a la demanda de la industria. Si el mercado necesita mayor atención y para eso, nosotros invertir más en nuestros recursos humanos, sin dudarlo lo continuaremos haciendo. 

El próximo año, el Programa de Inversión Pública de Nicaragua superará los 16,000 millones de córdobas, ¿qué expectativas genera eso en el sector de producción de cemento?

Hay grandes expectativas. Sabemos que se pretende construir más de 200 kilómetros en carreteras de concreto. No dejemos a un lado los proyectos de Calles para el Pueblo en la parte de infraestructura y la construcción de hospitales, donde se esperan arriba de 5 proyectos de hospitales en el país. El número de viviendas a construir para el año 2016 no es menospreciable y también se prevén proyectos de saneamientos de agua dentro del mercado. Definitivamente, todas estas expectativas son de muchísimo interés para nuestra industria.

La construcción de viviendas también continúa en aumento en Nicaragua, ¿cómo impulsa esta área al sector cementero?

El cemento es uno de los principales productos utilizados en el desarrollo de los distintos sistemas constructivos, y parar el 2016 se espera la construcción de entre 8,000 y 9,000 viviendas entre los sectores público y privado. Esto definitivamente es un foco altamente atractivo para nuestra compañía y la industria en sí.

¿Cuáles son las perspectivas que tienen en cuanto a la eventual construcción de un canal interoceánico en Nicaragua?

Los megaproyectos o los proyectos de tal envergadura, por su naturaleza y el nivel de complejidad que demandan, requieren de mucho más tiempo de análisis, y en esta etapa es aún muy difícil tener una perspectiva clara de la construcción del proyecto. Lo que sí es un hecho, es que estamos dando seguimiento de cerca al desarrollo de estos proyectos y que como Grupo LafargeHolcim estamos preparados para atender su demanda una vez inicien.

La fusión de Holcim con Lafarge, anunciada este año, ¿qué representa para Nicaragua?

La unificación de estas dos megaempresas trae un mayor respaldo para Holcim Nicaragua, como parte del nuevo grupo LafargeHolcim, el grupo cementero más grande del mundo. Con más de 115,000 empleados alrededor del mundo, presencia en 90 países y tecnología de punta, además de una posición de avanzada en temas de desarrollo sostenible, se abren numerosas ventanas de posibilidades para mejorar la calidad de atención e innovar en  servicios y soluciones que podemos ofrecer ahora a nuestros clientes, al mercado y a la industria.

¿Cuáles son los cambios que se verán en el mediano plazo tras esta fusión?

Cambios que afecten nuestra presencia no habrán, pero sí que fortalezcan nuestra imagen y reputación. La base corporativa del nuevo grupo LafargeHolcim descansa sobre el respeto por la vida de las personas, donde decimos que la salud y la seguridad son nuestros ejes transversales como compañía. Queremos ser percibidos dentro de nuestra industria como la empresa de mayor prestigio, ofreciendo una amplia cartera de soluciones integrales de mayor valor para nuestros clientes.

Henry Rathgeb

Comenzó su carrera en HGRS, Suiza, en 2000 como contralor regional. En 2001, se convirtió en director financiero de Holcim Ecuador y en 2006 director financiero de Holcim Venezuela. En 2009, se convirtió en director administrativo y financiero manager de Cementos Panamá, y más tarde el mismo año CFO de Holcim El Salvador.
En 2011, fue nombrado director financiero de Holcim Argentina y en 2015 director general de Holcim Nicaragua.
Nacido en 1964, Henry Rathgeb es suizo-colombiano. Posee una maestría en Economía por la Universidad de Berna.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus