•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía aprobó hoy una normativa para la instalación de dispositivos GPS en los vehículos de transporte colectivo y escolar con el fin de controlar el exceso de velocidad y de pasajeros.

La disposición busca proteger la vida, integridad física y los bienes de las personas, la familia y la comunidad, ante el incremento de los accidentes de tránsito con vehículos de transporte colectivo y escolar, explicó en el documento la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera.

De acuerdo con la normativa, la Policía Nacional establecerá puntos de control en las terminales de transporte colectivo y escolar para evitar que los transportistas circulen en las vías públicas con exceso de pasajeros.

Además, estableció que la velocidad máxima permitida para la circulación de los vehículos de transporte colectivo y escolar por las vías públicas del país sea de 60 kilómetros por hora, independientemente de la velocidad permitida según la señalización vial, indicó el subdirector de la Policía Nacional, Francisco Díaz, quien leyó el acuerdo.

Díaz señaló que las unidades del transporte urbano colectivo y escolar, para poder circular en las vías públicas, deberán tener instalado de forma permanente y obligatoria un dispositivo de Control de Sistema de Posicionamiento Global (GPS), cuya vigilancia corresponderá a la Policía Nacional.

La institución del orden podrá emitir señales de alerta a los conductores y a una central de vigilancia, cuando el vehículo exceda la velocidad máxima permitida, añadió.

La Policía Nacional trabajará en coordinación con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), el Instituto Regulador de Transporte del Municipio de Managua (Intramma) y el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom), para garantizar el cumplimiento de los requisitos establecidos, según dijo.

La Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional concluyó ayer que el exceso de carga y velocidad, y desperfectos mecánicos ocasionaron un accidente la semana pasada de un autobús de pasajeros, que dejó seis muertos y 71 heridos.

Las investigaciones arrojaron que el autobús, con capacidad para 44 pasajeros, excedió esa cifra transportando un total de 75 personas, sin incluir el conductor y el ayudante, más diez quintales de granos básicos que eran trasladados sobre el techo de la unidad.

El Gobierno de Nicaragua ha expresado su preocupación por el número de muertos en las carreteras y ha catalogado el fenómeno como una "verdadera plaga".

Al menos 672 personas murieron en las carreteras de Nicaragua en el 2014, un 16.4 % más que las registradas en 2013, cuando fallecieron 577, según datos de la Policía Nacional de Tránsito, que aún no ha dado a conocer la cifra de muertos en accidentes en 2015.

Hasta la semana pasada, un total de 44 personas habían muerto en accidentes de tráfico en lo que va del año, según la fuente oficial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus