•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 1.4 millones de hectáreas de bosques están expuestas a incendios en el país, según información del Instituto Nacional Forestal (Inafor). Las regiones más vulnerables son el Caribe Norte, Nueva Segovia, Estelí, Chinandega, Madriz y León. 

Del total de sitios expuestos, un 62% lo está a incendios forestales y un 32% a los incendios agropecuarios. El titular del Inafor, William Schwartz Cunningham, aseguró que esta situación pone en riesgo 625 puntos y a 23,000 habitantes. 

Schwartz Cunningham ofreció estas declaraciones durante el lanzamiento del Plan Nacional de Prevención y Mitigación de Incendios, realizado en la comunidad Santa Teresa, ubicada a 8 kilómetros al suroeste de Condega, en Estelí.

En el evento participaron autoridades civiles y militares así como brigadas contra incendios de  27 municipios  de los departamentos de Nueva Segovia, Estelí y Madriz.

El funcionario indicó que el incendio forestal  es cuando el fuego se introduce al bosque, mientras que las quemas agropecuarias son las que realizan previo a la siembra y que al salirse de control afecta grandes extensiones de tierra. En Nueva Segovia ocurrió la mayor cantidad de incendios forestales el año pasado, mientras que en Chontales y Rivas se dio la mayor cantidad de incendios agropecuarios.

Planes de prevención

De acuerdo con el titular del Inafor, este año estarán plantando unos 15 millones de árboles de distintas especies y se reforestarán unas 20,000 hectáreas a nivel nacional.  “Todo esto con árboles nativos de cada zona o región para que haya mayor seguridad en su crecimiento”, añadió.

Según el funcionario, desde hace años existe una jornada nacional de reforestación. Aseguró que en 2015 se reforestaron 22,000 hectáreas, lo que fue un esfuerzo mancomunado entre las entidades públicas, empresarios privados, productores individuales y otros que están en cooperativas.

  • 4,500 brigadistas comunitarios contra incendios hay en Las Segovias.

Es de señalar que en el año recién concluido hubo 259 incendios. En comparación con 2014 ocurrieron entre 100 y 120 incendios menos.

En cuanto a hectáreas afectadas, en 2015 hubo 5,907, pero en el 2014 fueron perjudicadas por el fuego 16,500 hectáreas.

Sin embargo respecto a 2006, la cantidad de incendios ha aumentado sustancialmente. Ese año ocurrieron 2,638 quemas. 

Recalcó que le educación y la tarea de sensibilización en las  poblaciones rurales, sobre todo para promover la cultura de la no quema, ha sido determinante y en ese sentido acotó que los dirigentes comunitarios, las alcaldías y funcionarios de las entidades de Gobierno han jugado un papel fundamental.

Reconoció el trabajo desarrollado por las brigadas voluntarias de comunitarios que trabajan en la prevención y mitigación de incendios junto con los bomberos y las brigadas del Ejército de Nicaragua.

En la región segoviana hay más de 4,500 brigadistas comunitarios contra incendios.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus