•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional anunció ayer que instalará dispositivos de posicionamiento global (GPS) en las unidades de buses de transporte colectivo y escolar del país para controlar el exceso de velocidad y de pasajeros.

El comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, dio a conocer  la disposición 00-2016, la cual pone en vigencia una normativa impulsada para "proteger la vida, la integridad física y los bienes de las personas, las familias y las comunidades ante el incremento de los accidentes de tránsito que se dan con vehículos de transporte colectivo y escolar, ocasionados por el exceso de velocidad y pasajeros".

Según el documento leído por Díaz, todos los vehículos, inscritos en el registro de la propiedad vehicular en Tránsito Nacional, tienen establecidos en su licencia de circulación la capacidad máxima de pasajeros.

Puntos de control

Para ejecutar la disposición, la Policía Nacional establecerá puntos de control en las terminales de transporte colectivo y escolar para evitar que los transportistas circulen en las vías públicas del país con exceso de pasajeros.

En relación con la velocidad máxima permitida, el documento establece que para la circulación de los vehículos de transporte colectivo y escolar por las vías públicas del país será de 60 kilómetros por hora, independientemente de la velocidad permitida según la señalización vial.

Para el control de velocidad máxima permitida, Díaz señaló que la Policía garantizará el cumplimiento de esa medida a través de acciones como la instalación obligatoria de un dispositivo de control del sistema de posicionamiento global (GPS), cuyo monitoreo le corresponderá a la institución y estará programado para emitir señales de alerta a los conductores y a una central de monitoreo, cuando el vehículo exceda la velocidad máxima permitida de 60 kilómetros por hora.

Para que los vehículos puedan circular en las vías públicas del país deberán tener regulados los motores de forma tal que no puedan exceder la velocidad máxima permitida.

La "Ley para el Régimen de Circulación Vehicular e Infracciones de Tránsito" establece como velocidad máxima las siguientes categorías: en el perímetro urbano 45 kilómetros por hora; en pistas 60 kilómetros por hora; y en carreteras la velocidad máxima es de 100 kilómetros por hora. 

Trabajo coordinado

Para hacer cumplir las medidas anteriores, la Policía Nacional trabajará en coordinación con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) y el Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom). Realizarán las verificaciones pertinentes y así garantizarán el cumplimiento de los requisitos establecidos.

Accidentes en vías 

El Gobierno de Nicaragua ha expresado su preocupación por el aumento en el número de muertos en las carreteras y ha catalogado el fenómeno como una "verdadera plaga".

Al menos 672 personas murieron en las carreteras de Nicaragua en el 2014, un 16.4% más que los registrados en 2013, cuando fallecieron 577, según datos de la Policía Nacional de Tránsito, que aún no ha dado a conocer la cifra de muertos en accidentes en 2015.

Hasta noviembre del año pasado la Policía había contabilizado 29,328 accidentes de tránsito, 568 muertes y 3,603 lesionados. En lo que va del año se registran 44 personas muertas en este tipo de incidentes. 

El accidente más reciente fue el de un bus que cayó a un abismo, lo que causó la muerte de seis personas. El vehículo cubría la ruta Jinotega-Managua y, según las autoridades, el autobús de pasajeros había salido de Managua con rumbo a Jinotega cuando se precipitó.

El autobús bajaba una pendiente, pero al llegar a El Guayacán, comarca situada entre Matagalpa y Jinotega, sufrió fallas mecánicas, lo que provocó que se precipitara a un abismo de aproximadamente diez  metros de profundidad, donde los pasajeros quedaron prensados.

El segundo jefe de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional, Edgar Sánchez, informó en su momento que el conductor del autobús iba a exceso de velocidad.

Otro accidente se registró en una calle del barrio Campo Bruce. El joven Juan Carlos Polanco Norori murió tras ser embestido por el autobús de la ruta 165. 

Un oficial de tránsito dijo que aparentemente los dos conductores iban a exceso de velocidad debido a la magnitud del impacto. El motociclista quedó debajo de las llantas delanteras del bus.

Asimismo, por aparentes problemas mecánicos el bus de transporte que cubre la ruta Las Mercedes-Boaco se resbaló al llegar a la pendiente El Silencio,  en la comunidad El Paraíso, yendo a detener en un poste de concreto del tendido eléctrico. El resultado: tres personas golpeadas.

La normativa busca que  disminuyan los accidentes de tránsito que involucran a unidades de transporte colectivo.

Verificarán zarpes

A través de una circular la Policía Nacional informó que con la finalidad de proteger a las personas, familias y comunidades, así como a ciudadanos de otros países, procederá a verificar las autorizaciones de zarpes de todo el transporte acuático.

El comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la institución, señaló que la Policía verificará previamente las autorizaciones de zarpes o despachos de salida otorgadas por los distritos navales en todos los puertos del país.

"Las embarcaciones que no cumplan con este requisito, se constate exceso de pasajeros o de carga, o las condiciones climatológicas, pongan en peligro la vida, la integridad física de las personas y sus bienes, serán impedidas de zarpar", indicó Díaz.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus