•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya son siete los casos de zika confirmados por las autoridades de salud, luego de que el pasado miércoles informaran sobre la primera persona infectada con este virus en el país. La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, dijo ayer que hay cuatro casos más que, al igual que los anteriores, se tratan de mujeres de la capital, a excepción de un niño de 10 años que es habitante de Carretera Sur.

A través de su acostumbrada intervención de mediodía en medios oficiales, Murillo detalló que las cuatro nuevas  personas infectadas con el virus son dos mujeres que viven en el barrio Altagracia, de 29 y 67 años de edad; una estudiante de 20 años de Bolonia y un niño de 10 años de Carretera Sur. Estos casos, refirió, son el resultado de 11 muestras procesadas y todos gozan de estables condiciones de salud.

“Los síntomas son los mismos: dolor articular, ojos rojos, brotes en la piel, náuseas y dolor detrás de los ojos”, afirmó. Los casos que reportó el miércoles y jueves son dos mujeres de 23 años y una de 41 que habitan en los distritos III y IV de la capital, y que también se encuentran en buen estado de salud, de acuerdo con lo que indicó en su momento.

Casa a casa

La portavoz del gobierno informó además que este fin de semana se llevará a cabo en todo el país una intensa jornada de lucha contra el mosquito transmisor del dengue, el chikungunya y el zika. Se movilizarán 80,000 brigadistas que visitarán más de 250,000 viviendas para limpieza y fumigación, aunque también explicarán a sus habitantes sobre cómo ser más efectivos en la lucha antiepidémica.

Te interesa: Brasil llega tarde a la guerra contra el zika

La fumigación incluye a centros educativos públicos, por lo que esperan cubrir a unos 5,000 centros de 3,000 barrios y comunidades a nivel nacional.

Este fin de semana habrá jornada contra el mosquito transmisor del dengue, el chikungunya y el zika. 80,000 brigadistas visitarán más de 250,000 viviendas para limpieza y fumigación.

Murillo retomó las declaraciones del diputado sandinista y secretario general de la Federación de Trabajadores de la Salud, Gustavo Porras, en relación con que no todas las mujeres embarazadas van a padecer esta enfermedad, como tampoco todas van a tener hijos con malformaciones.

Ello debido a las fuertes sospechas de la relación entre el zika y el nacimiento de más de 4,000 bebés con microcefalia en Brasil. Hasta el momento la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha confirmado tal efecto, pero Colombia y El Salvador han recomendado a las mujeres evitar los embarazos hasta que haya un control del virus.

Estados Unidos, en tanto, alertó a las mujeres de viajar a los países con casos de zika.

En el foro que hubo ayer entre autoridades del Ministerio de Salud (Minsa), directores de Silais de todo el país y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), se llegó a una serie de conclusiones y acuerdos para contrarrestar la situación epidemiológica.

También se abordaron temas como el diagnóstico de la enfermedad y la sintomatología para que el personal médico tenga un mejor dominio de la situación y atienda de forma oportuna a los pacientes.

La ministra de Salud, Sonia Castro, dijo que es importante que la población en general y particularmente las embarazadas tomen en cuenta las enfermedades que supuestamente son causadas por el zika, como el síndrome Guillain-Barré y la microcefalia en bebés.

Apuntó que monitorearán las casas maternas que albergan a más de 50,000 mujeres en todo el país, de cara a tomar medidas preventivas y atender posibles contagios.

“La importancia del encuentro es que demuestra la seriedad con la que nuestro gobierno enfrenta las situaciones de emergencia. Tenemos que ver que el zika es una situación que puede afectar a nuestra población”, apuntó el director del Sinapred, Guillermo González.

Tema mundial

Un comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunirá el lunes para determinar si el brote de zika en América, que inició en Brasil en mayo de 2015 y se agudizó en noviembre, representa una emergencia sanitaria global.

Población se prepara contra el 'aedes aegypti'

Prevención•  En el mercado Oriental, el principal centro de compras de Managua y del país, comerciantes de mosquiteros, repelentes y otros productos para eliminar los mosquitos y evitar sus picaduras señalaron que en el último mes los han vendido más de lo normal.

En una tienda especial para niños, la encargada dijo que pasaron de vender entre 3 y 4 mosquiteros diarios a vender entre 7 y 8, pues la población llega con la preocupación de proteger a los más pequeños del hogar.

Dependiendo del tamaño y tipo de tela, el precio de los mosquiteros oscila entre C$190 y C$500.

En el caso de la tienda de textiles Kathib, su gerente --Issam Khatib-- indicó que desde diciembre las ventas de los royos de telas para mosquiteros aumentaron en un 25%, pues ellos proveen a unas 200 personas que los elaboran y los distribuyen a nivel nacional.

En una tienda de cosméticos, los encargados afirmaron que el tipo de repelente más demandado es el de niños mayores de 6 meses, del cual solo en lo que va de este mes han vendido 200. Sin embargo, también están vendiendo otros dos tipos que son para adultos. El precio de estos productos está entre los C$90 y C$135.

La mayoría de los repelentes son a base de DEEP, que es una sustancia clave para ahuyentar los mosquitos, pero cuya concentración no debe exceder el 30%, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja evitar el contacto con ojos, boca y fosas nasales, así como no aplicarlo en menores de dos años.

Aminta Hurtado Cruz, habitante de la capital, llegó ayer a comprar un mosquitero porque no le gusta que le piquen los mosquitos y una vez a la semana hace una limpieza profunda en su casa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus