•   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aseguró ayer que, al concluir la consulta del Artículo IV con Nicaragua, la evolución económica del 2015 ha sido en general positiva y que pese a los efectos climáticos de El Niño y la disminución de los precios de las materias primas; el PIB real creció un 3.9% en el primer semestre del año y que hay una drástica reducción de la pobreza.

El organismo multilateral señaló que la inflación se redujo al 3% en octubre debido principalmente a la disminución de costos de los alimentos y del transporte y que la inflación subyacente se mantuvo estable en torno al 6.5%.

Destaca que el déficit del sector público consolidado se amplió a 2 por ciento en 2014 (1.3 por ciento del PIB en 2013), debido en gran parte a la disminución de las subvenciones procedentes de la colaboración de petróleo con Venezuela.

La reducción en el costo del transporte y los alimentos hizo que la inflación se redujera 3% en octubre.

Sin embargo, el ratio de deuda pública se redujo alrededor del 41% del PIB en 2014 y del 43 por ciento en 2013. La posición fiscal en agosto 2015 mejoró en relación con el mismo período de 2014. Esto se explica en gran parte por un mejor desempeño a nivel del gobierno central, que ha compensado el deterioro de la balanza fiscal de las empresas de propiedad estata.

BANCA ROBUSTA

El FMI resaltó que el déficit por cuenta corriente mejoró a 7.1% del PIB en 2014, en gran parte debido a una factura petrolera más pequeña. Sin embargo, el déficit por cuenta corriente se deterioró en el primer semestre de 2015, ya que el país se enfrentaba a un entorno externo menos favorable y anota que “en particular, los resultados de exportación se debilitaron como resultado de la disminución de los precios de las materias primas y la expiración del acuerdo de comercio preferencial con Estados Unidos (TPL) a finales de 2014”.Más nicas han mejorado su condición de vida durante los últimos años.

Agregó que el sector financiero parece seguir siendo robusto a pesar de todavía alto crecimiento del crédito. En agosto de 2015, los coeficientes de solvencia (13.3 por ciento) fueron por encima del nivel de regulación del 10 por ciento y los ratios de morosidad, incluyendo los préstamos reestructurados, se mantuvieron por debajo del 3%. Indica además que el crédito, en particular para los consumidores, y el crédito comercial siguen aumentando 20%, y continúa la tasa de crecimiento de los depósitos.

POBREZA SE REDUCE

Un aspecto importante que señala el FMI es que en Nicaragua la pobreza ha caído drásticamente y se ha avanzado en la igualdad de género, pero el logro de educación sigue siendo un lastre para el crecimiento.

La encuesta 2014 de los hogares revela que el 29.6% de la población vive en la pobreza (era del 42.5% en 2009) y el 8.3% en la pobreza extrema (era del 14.6% en 2009).

El consumo per cápita aumentó en un 33%, ayudado por una caída en la media del tamaño de los hogares y un aumento de las remesas familiares per cápita.

  • El sector financiero continúa viéndose robusto, con un nivel de solvencia por encima de la regulación, indica el FMI.

Se espera que el crecimiento se acelerará moderadamente en 2016, por la recuperación prevista de la demanda externa y un aumento del gasto relacionado con las elecciones, lo que resultaría en una política fiscal más expansiva.

En el mediano plazo, estima que el crecimiento convergerá a su potencial de 4 por ciento. El organismo señala que para hacer frente a las grandes necesidades de infraestructura y gastos sociales, el gobierno planea incrementar el gasto en más de 3 puntos porcentuales del PIB en el mediano plazo.

Desde una perspectiva de más largo plazo, los directores del FMI subrayaron la importancia de mejorar la viabilidad financiera del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) y de las empresas estatales deficitarias.

Elogian estabilidad macroeconómica

CALIFICACIÓN• Los directores del FMI elogiaron las políticas sólidas de las autoridades nicaragüenses, que han mejorado la estabilidad macroeconómica y llevado a la nación a un fuerte crecimiento económico y reducción de la pobreza.

Señalaron, sin embargo, que los riesgos para las perspectivas se inclinan a la baja, sobre todo debido a factores externos. En este contexto, los directores hicieron hincapié en que, mientras que la combinación de políticas es en general adecuado para mantener la estabilidad en el corto plazo, el país necesita fortalecer su marco de política para sostener un fuerte crecimiento en el mediano plazo.

Los directores refirieron que la posición fiscal será moderadamente expansionista en 2016, pero que sigue siendo consistente con los planes de las autoridades para estabilizar el ratio deuda-PIB en 2020.

Argumentan, además, que la construcción de amortiguadores fiscales adicionales, después de las próximas elecciones, será esencial para asegurarse contra los riesgos potenciales y para poner las finanzas públicas sobre una base más sólida. Esta consolidación podría lograrse mediante la reducción de exoneraciones y exenciones fiscales y mejorar la focalización de los subsidios fiscales, que a su vez fortalecería la eficiencia y la equidad de las finanzas públicas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus