•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pese a que las personas identifican la mayoría de los factores de riesgo para la infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), no tienen suficiente conciencia de que estos no actúan de forma aislada, sino en conjunto, por lo que en determinadas situaciones la exposición a esta enfermedad es mayor.

Esa es la principal conclusión del estudio sobre Factores de Riesgo para la Infección del VIH, realizado por la Organización Panamericana de Mercadeo Social (Pasmo), con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) en el mercado de su alianza para enfrentar y prevenir la epidemia en la región.

MULTIFACTORIAL

La antropóloga e investigadora de la oficina regional de Pasmo, Isolda Fortin, señaló que los factores de riesgo para la infección del VIH forman redes complejas que dificultan la comprensión de las situaciones de vulnerabilidad y, por tanto, surgen barreras para que las personas formulen y pongan en práctica estrategias de prevención.

Este estudio, que es de tipo cualitativo, se realizó en Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, a través de entrevistas de profundidad a miembros de poblaciones claves o de mayor riesgo, como son los hombres que tienen sexo con hombres y las transgéneros femeninas.

En el caso de Nicaragua se incluyeron a conductores de taxi y caponeras.

Fortin indicó que aunque los informantes lograron identificar una variada lista de factores de riesgo, como el no usar el condón, la discriminación, la pobreza, la falta de educación/conocimiento sobre VIH, el consumo de alcohol o drogas, familias desintegradas o disfuncionales, etc., tuvieron grandes dificultades en identificar un modelo positivo que mostrara la resistencia a la infección.

IMPORTANCIA

La directora de Pasmo Nicaragua, Guadalupe Canales, destacó que los factores de riesgo en su conjunto tienen un impacto en el ambiente de las personas y que, en algún momento, forman escenarios para la infección del VIH.

"El apoyo de la familia y los deseos de superación personal  son claves para enfrentar el VIH de forma positiva". Guadalupe Canales, Pasmo.

Canales apuntó que los resultados de dicho estudio permitirán elaborar estrategias de comunicación con un enfoque que fortalezca la promoción de un desarrollo sano.

“Deberíamos de enfocarnos en aspectos positivos para fortalecer a las personas desde muy dentro de sí mismas para enfrentar la epidemia de esta manera”, dijo.

  • Pasmo y Usaid también presentaron la estrategia centroamericana para los grupos de apoyo a las personas con VIH, pues estos —que son principalmente organizaciones civiles—han demostrado tener una incidencia significativa en el mejoramiento de la calidad de vida de las personas que tienen la enfermedad.

Cambio de actitud ante el VIH

RIESGO. La antropóloga e investigadora de la oficina regional de Pasmo, Isolda Fortin, señaló que en el estudio también encontraron que la concepción del VIH se ha modificado, pues de haber sido considerado una enfermedad mortal, ahora se valora como una enfermedad crónica manejable.

En ese sentido, la directora de Pasmo Nicaragua, Guadalupe Canales, detalló que el estudio muestra cuáles son los elementos positivos que ayudan a las personas con VIH a enfrentar su situación, entre los cuales destacan la familia y los deseos de superación personal.

“Estos funcionan como palanca o apoyo para poder sobreponerse y ser adherentes al medicamento y continuar con su vida normal”, indicó.

Sin embargo, Fortin advirtió que esta nueva visión sobre el VIH puede volverse un arma de doble filo, pues aunque por un lado ayude a que las personas que tienen la enfermedad vivan mejor, por otro podría estar influyendo a la normalización de la epidemia en la región.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) ha ayudado a prevenir y combatir el VIH en Centroamérica, así como a crear conciencia en la población, especialmente aquella que presenta mayor riesgo.

Dicha agencia brinda apoyo técnico y financiero a organismos civiles y al Gobierno en esa tarea.

La representante de Usaid en Nicaragua, Ángela Cárdenas, refirió que cada año se destinan alrededor de US$1.5 millones a programas de VIH.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus