•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 50 personas que simpatizan con la secta religiosa Cuerpo Místico de Cristo continúan reuniéndose en un ranchón localizado en la isla de Venecia, municipio de El Viejo. Están esperando el “rapto divino” que les prometieron sus líderes, quienes la noche del martes fueron condenados en Managua por los delitos de tráfico de personas, construcción en lugares prohibidos, y exposición y abandono de personas.

“Se reúne gente de la localidad, de León y de otras ciudades del país para hacer sus cultos y pedir por la libertad del pastor Francisco Javier Sánchez, detenido en Managua”, dijo la pobladora Gumersinda Pérez Montes. 

Añadió que en los cultos solo participan nicaragüenses y no ha visto a extranjeros ni siquiera merodeando el paradisíaco lugar. 

“Viene bastante gente los domingos, ellos siguen con sus mismas creencias y en el rancho oran durante el día y la noche”, agregó Pérez Montes. 

El comisionado José David Hernández, jefe de la Policía de El Viejo, refirió escuetamente que en la isla de Venecia hay presencia de integrantes de la referida iglesia, aunque no especificó la cantidad. 

LOS SENTENCIADOS 

La jueza Irma Laguna, titular del Juzgado Primero de Juicio de Managua, condenó al líder de la secta Francisco Javier Sánchez, a Samuel Funes, Carlos Antúnez, Elvin Aguilar,  Orlando Funes, Héctor Funes, Iván Orellana y Gerson López. 

La Fiscalía y la Procuraduría General de la República solicitaron 19 años y 8 meses de prisión.

“Ya no hay presencia policial en la zona, lo que sí quedó fue un patrullaje periódico”, reveló el vocero de la Policía en Chinandega, comisionado Uriel Gutiérrez. 

En el sitio acampaban 600 personas de distintas nacionalidades. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus