•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las más de 3,000 unidades de transporte interurbano del país, así como los que prestan el servicio en las zonas urbanas y a escolares, dispondrán de una prórroga de seis meses para poder instalar el Sistema de Ubicación Satelital (GPS) que recientemente les exigió la Policía.

La medida fue dada a conocer ayer por la tarde, luego que los directivos gremiales sostuvieran una reunión con representantes del Gobierno, en este caso con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI).

En declaraciones a medios afines al gobernante Frente Sandinista, Luis Jiménez, coordinador de la Mesa Técnica de Transporte y presidente del Consejo Superior de Transporte de Nicaragua, externó que la medida tendrá un efecto positivo en la mejora del servicio que se le presta al usuario.

“La instalación de GPS es un proceso de cambios y por eso agradecemos que nos dieron una prórroga.

Nosotros queremos que se abra un abanico de mejoramiento, porque no solo es el avance en tecnología, sino también es el cambio de actitudes”, manifestó Jiménez.

El acuerdo surge tan solo una semana después que las autoridades policiales hicieran pública una normativa en la que, entre otros aspectos, se establece la instalación de los GPS en las unidades de transporte colectivo, así como el establecimiento de controles más rigurosos para evitar el exceso de pasajeros en el transporte público del país.

AÚN EN DISCUSIÓN 

Francisco Moreno, presidente de la Cooperativa de Transporte del Norte (Cotran), una de las más grandes del país, valoró positivamente el que se haya logrado esta extensión para el sector transporte. Dijo que se acordó también crear comisiones de trabajo para discutir aspectos como el exceso de pasajeros en las unidades de transporte público.

“Tenemos que discutir con el MTI la cantidad de personas de pie que se va a permitir viajar en las unidades, porque no podemos caer en los extremos de no permitir que nadie pueda viajar de pie debido a que eso prácticamente crearía un problema nacional”, dijo Moreno.

De igual manera, el límite de velocidad (60 kilómetros por hora) que estableció la normativa también sería uno de los aspectos a tratar en estas comisiones.

Adicionalmente, Moreno dijo que se hablará sobre el costo que representaría para el sector la instalación de los GPS, pues debe quedar definido el mecanismo con que se les retribuiría este gasto.

“Porque si quieren que nosotros asumamos el costo, significa que tenemos que hacer negociaciones para que se nos reconozca ese gasto de operación en la tarifa”, finalizó Moreno. Se calcula que se instalarán 8,000 GPS.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus