•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Fiscalía solicitó ayer una pena de cuatro años de prisión para Róger Hilario Blandón, capitán y propietario de la embarcación “Reyna del Caribe”, que naufragó el pasado 23 de enero en el Caribe Sur con un saldo de 13 costarricenses fallecidos.

La petición fue hecha por la fiscal auxiliar Fabiola Mercedes Mendoza Busto después que Blandón admitiera su culpabilidad ante el juez suplente Sexto Local Penal de la capital, Enrique William Larios.

“Admito los hechos imputados en la acusación y lamento profundamente los hechos (muerte de las víctimas)", dijo Blandón ante el juez. Se mostró visiblemente afectado por la situación legal que enfrenta.

Los cuatro años de prisión solicitados por la Fiscalía para el panguero es la pena máxima que establece el Código Penal para quien incurre en el delito de homicidio imprudente, señaló la fiscal Mendoza.

La representante del Ministerio Público también solicitó que Blandón sea sancionado con la cancelación de la licencia para navegar, de manera definitiva, por la tragedia ocurrida hace dos semanas en el trayecto que está entre Little Corn Island y Corn Island.

En tanto, el abogado defensor, Boanerge Fornos, pidió que Blandón sea sancionado con dos años de prisión. El litigante argumentó dos atenuantes a favor de su representado, siendo estas el admitir los hechos y la pena natural por la tragedia.

  • 13 personas murieron en el naufragio.

“Don Róger Hilario Blandón también está sufriendo una pena natural por el dolor que le causa la muerte de las 13 personas que perdieron la vida en el naufragio, donde también él pudo haber fallecido”, subrayó Fornos.

El juez Larios, después de escuchar a Blandón admitir los hechos, lo declaró culpable y anunció que la sentencia le será leída el próximo 11 de febrero a las 12:00 del mediodía.

La defensa de Blandón también solicitó que su representado cumpla su condena en el penal de Granada, para que parientes que tiene en ese municipio puedan visitarlo el tiempo que esté en prisión.

La tragedia

El niño Leyner Andrés Contreras Murillo, de 13 años, fue la única víctima del naufragio que no pudo ser encontrado después de cinco días de búsqueda en las aguas del mar Caribe nicaragüense.

Después de la tragedia la Fuerza Naval emitió una nueva normativa para la navegación.

La nueva disposición establece entre otras cosas que ninguna  embarcación puede zarpar sin la autorización de este cuerpo castrense. 

La normativa para navegar indica que los pasajeros y tripulantes deben llevar consigo chalecos salvavidas que cumplan con estándares de calidad, certificados internacionalmente.

  • 2 años es la pena mínima. 

Para evitar nuevas tragedias también se autorizó a la Policía Nacional impedir que las embarcaciones zarpen si no cuentan con la autorización de la Fuerza Naval nicaragüense.

Además las embarcaciones deberán  estar dotadas de equipo de radiocomunicación, señales  para avisar en caso de emergencia y no exceder su capacidad. 

Dicha normativa entrará en vigencia en seis meses. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus