•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La titular de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (Dirac), María Amanda Castellón, subrayó  que más de 25 mil nicaragüenses pusieron fin a sus diferencias y se ahorraron ir a engorrosos juicios civiles y penales en 2015, después de alcanzar acuerdos satisfactorios en trámites de mediación realizados por abogados de esta dependencia.

Durante el año 2015 la Dirac celebró en materia penal 14,428 mediaciones, logrando 12,973 acuerdos entre las partes para una efectividad del 88%, confirmó la directora de la Dirac.

Los 33 mediadores que la Dirac tiene dispersos en ocho departamentos del país, también celebraron 382 mediaciones en materia civil, logrando acuerdos  entre las partes en 241 de ellos, lo que significó un 63% de éxito.

En materia penal existe más anuencia de las partes en conflictos a mediar que en los casos de la vía civil, como lo demuestra el hecho que de las 2,451 convocatorias impulsadas por la Dirac en el 2015, solo en 382 asistieron las partes.

Pleito por clientes

Entre los más de 25 mil nicaragüenses que resolvieron sus problemas en el año 2015 está la historia de Fátima y Johana, dos vivanderas del mercado Oriental, considerado el más grande y desordenado centro de compras de Centroamérica.

Ambas mujeres por mucho tiempo mantuvieron enconadas diferencias cuyo origen era la disputa por los clientes que llegaban a comprar verduras. Estas desavenencias las llevaron a pasar de los insultos a la agresión física.

En medio del jalar de cabellos salió a relucir un filoso cuchillo con el cual Fátima causó una leve herida en el brazo izquierdo a su rival, Johana.

Dos horas más tarde, Fátima estaba presa en una celda de la Estación lV de Policía y Johana era suturada en la Sala de Emergencias de un hospital capitalino.

Al día siguiente cuando la calma había vuelto, pero el resentimiento estaba a flor de piel, las dos mujeres se sentaron por primera vez en mucho tiempo para dirimir sus diferencias en un trámite de mediación que se realizó en la sala de la Dirección de Resolución Alterna de Conflictos (Dirac), en el Distrito IV de Policía.

Fue mediante un acuerdo logrado en el trámite de mediación que Fátima y Johana lograron superar sus diferencias y se evitaron el trauma que pudo haberles  significado ir a un juicio desgastante y traumático para ambas.

Historias como esta a diario se repiten en las salas de mediaciones que la Dirac tiene en las delegaciones distritales de la Policía en Managua y otras siete cabeceras departamentales del país.

Casos mediables

En materia penal los mediadores de la Dirac están autorizados por la ley para hacer su labor de buenos componedores en aquellos casos tipificados en el Código Penal como faltas y delitos menos graves.

Entre las faltas y delitos más comunes están el asedio, la alteración al orden público, hurto, daños, lesiones imprudentes, homicidios imprudentes y lesiones leves, enumeró la directora de la Dirac.

Castellón aclaró que en los casos de lesiones leves es indispensable que se presente el dictamen médico legal correspondiente, certificando que el daño físico causado a la víctima es leve.

Seguidamente, la directora de la Dirac señaló que en delitos de orden sexual, narcotráfico,  asesinatos y crimen organizado, los mediadores no están autorizadores para ejercer como tales.

Acusados renuentes

La directora de la Dirac reveló que  paradójicamente los acusados por faltas o delitos menos graves son los que en la mayoría de los casos se muestran renuentes a realizar trámite de mediación.

“Cuando una persona está frente a un eventual proceso penal en calidad de acusada y tiene la oportunidad de mediar, no debería de desaprovechar esta oportunidad porque la mediación le evita el trauma que significa un juicio y el riesgo que su récord de vida le quede manchado con antecedentes penales”, comentó Castellón.

A pesar de las desconfianzas y la cultura arraigada en el nicaragüense, de creer que las desaveniencias solo se pueden superar mediante procesos judiciales que concluyen con la sentencia de un juez o tribunal, la mediación poco a poco va siendo afectada por la población como un trámite seguro y efectivo para resolver sus problemas legales.

Las partes diseñan sus acuerdos

Jahaira Donaire González, mediadora de la Dirac, asignada al Distrito IV de Policía, aseguró que el asedio y daños son de los conflictos en los que mayoritariamente median los comerciantes del mercado Oriental. 

“Ellos mismos (las partes) son quienes diseñan los acuerdos según sus propias necesidades”, explicó Donaire, quien en el año 2015 realizó 1,268 mediaciones, logrando acuerdos en 1,154 de ellas, para un 91% de efectividad.

A diario Donaire realiza un promedio de 20 mediaciones y en 18 de ellas logra que las partes en conflicto solucionen sus diferencias mediante un acuerdo. Lo importante es que las partes tengan la voluntad de llegar a acuerdos para resolver sus diferencias.

La mediadora, con cinco años de experiencia, resaltó que en el caso del Distrito IV de Managua la mayoría de los casos que llegan a la vía de la mediación por la Dirac son de problemas surgidos entre comerciantes del mercado Oriental, que tienen sus tramos en el trayecto del Gancho de Caminos y donde antiguamente estuvo la ferretería El Novillo. La otra parte de territorio que comprende ese centro de compras lo atiende el Distrito Uno de Policía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus