•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La alta actividad sísmica que presenta el volcán Masaya ha provocado alarma en los pobladores de Masaya, Nindirí y algunos distritos de Managua. 

A la 1 de la tarde de ayer se registró un sismo de 4.1 grados en la escala de Richter, a una profundidad de 6 kilómetros y a 5 kilómetros al suroeste de Ticuantepe.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, informó que según los datos preliminares del Ineter, el sismo que se sintió a esa hora tuvo su origen en el volcán Masaya.

[Te interesa: Estudiantes se preparan para simulacro multiamenazas]

Según Guillermo González, codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), no se reportaron afectaciones materiales ni víctimas como consecuencia del movimiento telúrico.

Suspensión de clases 

Tras el sismo González orientó que se suspendieran las clases en los municipios de Nindirí, Ticuantepe y Masaya. 

“Queremos hacer un llamado a los padres de familia que tengan en resguardo a sus niños, en especial a los niños pequeños. Es importante que en estas circunstancias las familias se mantengan unidas y estemos claros de dónde están, especialmente los niños, a la hora que se presente otro evento”, dijo el codirector del Sinapred a través de los medios oficialistas.

Réplicas

De acuerdo al Sistema de Monitoreo de Sismos del Ineter, previo a la ocurrencia del sismo de 4.1, dos movimientos de baja intensidad fueron registrados en esa misma zona.

El primero ocurrió a las 12:16 p.m. y el segundo a las 12:38 p.m., con intensidades de 1.8 y 2.6 grados Richter respectivamente. Luego del sismo que hubo a la 1, se registró una réplica a la 1:21 con una intensidad de 3.4 grados. A las tres de la tarde la página del Ineter reportó dos sismos más con intensidades de 3.4 y 2.7 grados.

Todos los temblores fueron sentidos en Managua. 

La ocurrencia de estos seísmos hizo que se activaran los Comités de Emergencias Municipales de  esas zonas, así como el Centro Nacional de Desastres, desde donde se realiza el monitoreo al comportamiento de los sismos en las cercanías al volcán Masaya, que desde diciembre pasado ha aumentado su actividad. La actividad ha obligado al cierre del Parque Nacional Volcán Masaya. Desde enero el público no tiene acceso al mismo. 

Este volcán es uno de los siete activos que hay en el país y está rodeado por varias comunidades y residenciales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus