•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al pie del volcán Masaya se asienta la comunidad Manuel Landez, en el sector conocido como El Hoyo, al este del municipio de Ticuantepe. La componen 13 familias, distribuidas en nueve casas, con un total de 22 adultos y 23 niños.

José Venancio Mayorga tiene 70 años de vivir en esa zona junto con su esposa María Sánchez. Tras el sismo de 4.1 grados registrado la tarde del martes, fueron visitados por autoridades de la Defensa Civil, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua y la Alcaldía de Ticuantepe para evacuarlos, dado que por la cercanía del coloso están expuestos a derrumbes a causa de los temblores, pero se negaron a dejar la tierra donde han vivido toda su vida.

"Estoy dispuesta a que me trasladen, solo si me dan mis tierras. No nos podemos ir y dejar a los animalitos, no los vamos a dejar abandonados porque como  pobre los necesitamos", justificó María Sánchez.

La comunidad se sitúa a una profundidad de 40 metros y el punto de seguridad más cercano está a 100 metros. La entrada solo es posible en camionetas y solo despalando el camino podrían ingresar camiones, según lo que explicó el teniente Selim Guadamuz, miembro del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Managua. 

Evacuados

Hasta la tarde de ayer miembros del Cuerpo de Bomberos de Managua y Defensa Civil habían evacuado a dos familias, las cuales fueron trasladadas a un sector del municipio de Nindirí. 

Milton Obando se dispuso a dejar su casa la misma noche del martes pasado. Se trasladó la mañana de ayer a una propiedad que rentó en el municipio de Nindirí. 

"Es un peligro vivir cerca del volcán. Tengo cuatro años de vivir aquí, pero nos vamos a la (comunidad) La Bolsa, en Nindirí por la seguirdad de los cuatro niños que tenemos", comentó Obando, al tiempo que aseguró que no piensa regresar a El Hoyo. 

Se cree que este sismo (el del martes) fue producido por una nueva inyección de magma debajo de la caldera volcánica del volcán Masaya". Rosario Murillo, coordinadora del consejo de comunicación y ciudadanía. 

Una de las principales dificultades que se les puede presentar a estas familias al momento de un desastre natural es salir de la zona, ya que en el camino hay tierra suelta y muchas piedras producto del volcán que se encuentra a una corta distancia.

Aumenta actividad 

La tarde de ayer el Instituto Nicaraguense de Estudios Territoriales (Ineter) alertó  que el volcán Masaya aumentó a casi el doble el movimiento en el magma y su sismicidad.Las señales la dan el nivel de Amplitud Sísmica en Tiempo Real, medido cada diez minutos, que en situaciones normales varía entre 150 y 620 unidades en el Masaya, pero hoy superó las 1.000, explicó el Ineter en su reporte estadístico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus