•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El zika llegó para quedarse. Desde el miércoles 27 de enero hasta ayer, Nicaragua acumuló 53 casos confirmados de esta enfermedad que, según un paciente que ha lidiado con ella durante las últimas dos semanas, no representa riesgo de muerte, pero causa muchos malestares e indisposición para realizar cualquier actividad.

Héctor Yeskas Obando, de 51 años, habitante de la capital, contó a El Nuevo Diario que todo inició con fiebre, dolor en los músculos y en las articulaciones. Dos días después, dijo, cayó tumbado en su cama.

Luego apareció el dolor de cabeza, el sarpullido y la conjuntivitis, que es el síntoma que diferencia al zika del dengue y del chikungunya. Pese a que han pasado varios días desde entonces, Yeskas Obando aún no puede ver directamente hacia la claridad, porque siente mucha molestia en sus ojos.

Narró que en el centro de salud donde lo atendieron y le hicieron la prueba con la que confirmaron que se trataba de zika, no le dieron atención en especial. “No me internaron ni nada, solo me recetaron acetaminofén”, puntualizó.

RECUPERACIÓN

Yeskas Obando se ve cansado. “No he tenido síntomas nuevos, además de los que ya se conocen, eso sí, mientras voy mejorando, también siguen aumentando los dolores en las articulaciones”, confesó.

Su esposa, que tiene 46 años, y sus hijos —el mayor de 29 y la menor de 6— presentaron algunos síntomas, se les hizo la prueba para verificar si salían positivos con el virus, pero el resultado demostró que Obando era el único caso en su casa, y en su sector.

"Celebremos el Día del Amor y la Amistad. ¿Cómo?, uniéndonos para luchar contra el mosquito, que es luchar contra el dengue, chikungunya y zika". Rosario Murillo, Portavoz del Gobierno.

“En esta zona hay muchos zancudos, pero pienso que fue en otro lado que me picó, porque yo no he salido de Managua”, apuntó Obando. Agregó que entre las medidas que está tomando se encuentran la de no dejar que se estanque el agua, aunque indica que no puede dejar de almacenarla porque el servicio falla a diario.

Este hombre, quien trabaja como contador, ahora en las noches usa repelente y abanico. Y a los más pequeños los protege con mosquiteros. “Yo no quiero que nadie más en mi casa se enferme”, enfatizó.

Ahora, está a la espera de recuperarse completamente para volver a su trabajo, donde le prometieron que después de que pasara todo, lo llamarían para regresar a su puesto.

NUEVOS CASOS

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, informó que el pasado jueves resultaron 6 personas más afectadas por el zika, pero que todas se encuentran en buen estado de salud. Además, llamó a la población a sumarse a la lucha antiepidémica que se llevará a cabo este fin de semana a nivel nacional.

La portavoz del gobierno detalló que los nuevos casos se tratan de un joven de 26 años, originario de Nindirí; una mujer de 42 años, de San Pedro del Norte, departamento de Chinandega; un hombre de 37 años, del Distrito IV de Managua; y dos mujeres de 43 y 34 años de Ciudad Sandino. En cuanto a las mujeres embarazadas afectadas por esta enfermedad, destacó que se mantienen en cuatro.

MONITOREANDO

También anunció que las autoridades están atendiendo la plaga de insectos que afecta a familias de la comarca La Ceiba, en el municipio de León, y que probablemente se deba a la culminación del cultivo de maní.

“El Ministerio de Salud dice que son insectos terrestres tipo chinches (…) está una brigada de trabajadores de la salud del programa de enfermedades de transmisión vectorial, fumigaron las viviendas y no hubo eficacia con la fumigación; se están recogiendo ejemplares para consultar con IPSA (Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria) y vamos a tener otra propuestas el día de mañana (sábado), de atención a esta plaga”, aseguró.

  • En Ocotal, donde se han registrado dos casos de zika, las autoridades de salud activaron una jornada de limpieza continua en todos los barrios de esta cabecera departamental.

 

Con colaboración de Mercedes Sequeira.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus