•   Managua y León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los volcanes Momotombo y Telica, situados en el "cordón de fuego" del Pacífico, registraron ayer fuertes explosiones. Los dos colosos se suman a la actividad volcánica que ha experimentado el Masaya durante los últimos días, por lo que las autoridades han activado los planes de emergencia.

El geólogo y geofísico de la Univeridad Nacional de Ingeniería (UNI), Eduardo Mayorga, aseguró que no existe relación entre el comportamiento de esos colosos, aunque señaló que los científicos del mundo están preocupados por la constante agitación de los volcanes del planeta.

Según el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), la actividad del Telica, en León, de 1,061 metros de altura, se produjo a las 8:28 de la manaña de ayer, al lanzar una columna de cenizas de 300 a 1,000 metros sobre el cráter, mientras que el Momotombo, dos horas después, expulsó un material volcánico que se elevó 500 metros sobre su boquete.

Hasta las 10:00 de la mañana, el volcán Telica registró aproximadamente 20 explosiones con salida de cenizas y gases. "Estas explosiones han sido de baja energía y existe la posibilidad de que este volcán continúe expulsando gases y cenizas", informó el vulcanólogo del Ineter, Armando Saballos.

Temor en León

La explosión y emanación de gases que experimentó el volcán Telica ocasionó temor entre los comunitarios aledaños del coloso.

Por la dirección del viento, el material volcánico perjudicó a comunidades de Telica, Quezalguaque y Chichigalpa, asentadas al suroeste.

Luego de la violenta explosión, se activó el Comité Municipal de Atención y Prevención de Desastres (Comupred), aunque descartaron víctimas humanas o afectaciones en el casco urbano de Telica.  

Humberto Espinosa, miembro del Comupred, expresó que el monitoreo es permanente: “Tenemos un monitoreo permanente y de acuerdo con el comportamiento que vaya experimentando el volcán daremos seguimiento a los planes de respuesta temprana”.

Azucena Hernández, una comunitaria de Cristo Rey, 5 kilómetros al noroeste de Quezalguaque, aseveró que la caída de ceniza fue mínima.

“Las afectaciones fueron menores en comparaciones con otras ocasiones,  porque cayó poca ceniza debido a la dirección y fuerza del viento”, sostuvo.

Hernández señaló que no es usual que en pleno verano el volcán esté experimentando este tipo de comportamiento. “Cuando se producen explosiones es cuando hay cambio, de la época de verano a invierno, pero vamos a tomar medidas de precaución para enfrentar lo que venga”, comentó la comunitaria de 45 años.

Otras comunidades afectadas por caída de ceniza fueron Guanacastal, Los Ángeles y Aguas Frías, en Quezalguaque, donde también fue activado el Comupred.

En horas de la tarde, el coloso presentaba una pequeña fumarola en la cima del cráter, que era apreciada a larga distancia. Marcos Betanco, habitante del barrio Parroquia en Telica, refirió que a las 8:24 a.m., escucharon el retumbo del volcán y luego observaron la columna de gases.

Por su parte, los pobladores de las comunidades Puerto Momotombo y El Papalonal, cercanas al volcán Momotombo, mostraron preocupación por la actividad del coloso, pues desde la erupción del primero de diciembre han vivido con el temor de que expulse más cantidad de lava.

Juana García, habitante de El Papalonal, dijo a El Nuevo Diario, vía telefónica, que autoridades de Defensa Civil llegaron a la zona a explicarle qué ruta tomar en caso que ocurra un incidente mayor.

Volcán Masaya, en relativa calma

En cuanto al Masaya, no se han registrado explosiones nuevas, pero hay tremor volcánico alto muy cerca de la superficie, informó el Ineter.
Según la institución, se produjo un sismo ayer en la madrugada cerca de caldera del coloso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus