•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 2015, ingresaron al hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” 315 nuevos pacientes con cáncer. Una cifra mayor a la que se recibía hace una década, cuando no pasaban de los 150 nuevos diagnósticos, según el director del Departamento de Hemato-Oncología de dicho centro asistencial, Félix Sánchez.

La mayoría de los niños que están en este programa de hemato-oncología tiene entre cinco y siete años, y por lo general son pacientes con leucemia, el cáncer más predominante en los infantes.

Sin embargo, la sangre no es la única afectada por células cancerígenas. “Dependiendo del tipo de cáncer son los grupos de edad. Hay tipos de cáncer que inician a los dos años de edad como el neuroblastoma, otros entre cinco y siete como la leucemia. Y también ya mayores de diez y adolescentes con otros tipos de cáncer”, explicó Sánchez.

Además de la leucemia, agregó, el tumor de Wilms (en el riñón) y los del sistema nervioso son los más frecuentes en los niños.

Detección temprana

Hoy se celebra el Día Mundial contra el Cáncer Infantil y según Amalia Frech, presidenta de la junta directiva de la Comisión Nicaragüense de Ayuda al Niño con Cáncer (Conanca), organismo que apoya el tratamiento con medicinas y reactivos para los exámenes de laboratorio se está logrando la detección temprana.

“El Minsa tiene una clínica en Estelí, una clínica en Matagalpa, una clínica en Chinandega; hay una campaña de detección temprana de cáncer con las 12 señales de alarma de Conanca. El que detecta temprano se cura; tiene un 95% al 100% de probabilidades de curarse”, reveló Frech.

“No curen a sus hijos con ungüentos, ni con calores, ni vaporub, ni nada de esas cosas. Los papás dicen es una seca y nunca existió esa seca. Es un tumor chiquito y vos estás frotando ese tumor, y poniéndole ungüentos a un tumor. Lo que estás haciendo es dejándolo crecer, que se le ramifique más a la criatura, que le haga metástasis”, advirtió Frech.

Se estima que las posibilidades de sobrevivir a un cáncer detectado en las primeras etapas es del 95%, por lo que se recomienda estar atento a señales en sus hijos como fiebre sin causa, pérdida de peso, cansancio, palidez, anemia, dolor en huesos y abdomen, sudoración abundante, moretones, infecciones que no mejoran, picazón corporal, entre otros.

Albergue

En "La Mascota" existe una casa albergue para niños con cáncer y tiene capacidad para 44 niños con sus acompañantes, en general sus padres. Ahí reciben la alimentación necesaria, una cama y artículos de higiene para su estadía durante el tratamiento.

Entre los requisitos para poder ingresar, explicó María Margarita Cuadra, una de las coordinadoras del lugar, están ser de escasos recursos, originarios de comunidades alejadas y contar con la orden del Departamento de Hemato-Oncología de "La Mascota".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus