•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ocho líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo fueron sentenciados ayer a seis años de prisión. Todos recibieron la pena mínima por los delitos de construcción en lugares prohibidos, abandono de personas y tráfico ilegal de migrantes.

Los sentenciados son Francisco Javier Sánchez, Samuel Funes Rodríguez, Carlos Antunes Rodríguez, Elvin Aguilar Maradiaga, Orlando Funes Rodríguez, Héctor Funes Rodríguez, Gerson Giovanni López e Iván Orellana Hernández.

Los reos fueron condenados a cinco años de prisión por tráfico ilegal de migrantes, a seis meses por construcción en lugares prohibidos y a seis meses más por exposición de personas al peligro.

Por el tráfico ilegal de migrantes los sentenciados también deberán pagar una multa equivalente a 500 días de salario del sector industrial, según la sentencia dictada por la jueza Irma Laguna Cruz.

En la sentencia, la judicial dijo que se comprobó la “participación activa” de los sentenciados en cada uno de los tres delitos.

La construcción en  lugares prohibidos se comprobó con las inspecciones hechas por autoridades  gubernamentales en el campamento Tu Futuro Hogar, donde constataron que las 589 personas que se congregaron estaban en un sitio inhabitable.

La exposición de personas al peligro se verificó al constatarse que quienes estuvieron en el campamento levantado en Mechapa, jurisdicción de El Viejo, Chinandega, tomaron agua de pozo no apta para el consumo humano.

En tanto, el tráfico ilegal de migrantes se constató con un informe de la Dirección de Migración y Extranjería, que indica que los extranjeros, hondureños y guatemaltecos, que estuvieron en el referido campamento ingresaron y permanecieron de manera ilegal en territorio nicaragüense.

LUCRO

Los líderes de la secta religiosa se lucraron con el dinero de quienes vendieron sus bienes, vehículos y propiedades, para trasladarse al campamento Tu Futuro Hogar a espera del rapto divino que prometían los líderes de la secta.

La Fiscalía probó que expusieron al peligro a sus seguidores.

El beneficio económico que obtuvieron los acusados se comprobó con el testimonio del guatemalteco Santos Nicanor, quien reveló a las autoridades que entregó a los líderes de la secta el dinero que recibió en pago por la venta de su propiedad.

Unos 70 miembros de la secta continuaban a inicios de febrero congregados en Mechapa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus