•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades de Costa Rica confirmaron hoy que expidieron una orden de captura internacional contra el nicaragüense Adrián Salmerón, quien figura como sospechoso de asesinar a una familia compuesta por una pareja y tres menores, y de herir de gravedad a una niña más.

El director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, confirmó en una conferencia de prensa que se coordina con la Policía Internacional (Interpol) para capturar al sospechoso y hacer efectiva la orden internacional.

Espinoza reconoció que si el sospechoso huyó a Nicaragua las posibilidades de que enfrente la justicia en Costa Rica son "muy lejanas" pues la Constitución Política de ese país prohíbe la extradición de nacionales.

De todos modos, dijo el director del OIJ, el Ministerio Público coordinará con las autoridades de Nicaragua para presentarle una orden de captura internacional con fines de extradición.

  • El sospechoso tiene antecedentes en Costa Rica por robo agravado y había sido deportado hace un año a Nicaragua.

Espinoza comentó que en la revisión de la vivienda donde ocurrió la masacre, los agentes encontraron hoy dos cuchillos con los que se supone que el agresor asesinó a las víctimas.

El caso

Los cinco cuerpos, más una menor herida y una bebé de meses ilesa, fueron encontrados el martes en una casa en la comunidad de Matapalo de Santa Cruz, provincia de Guanacaste, en la costa del Pacífico norte de Costa Rica.

Según las investigaciones, los hechos habrían ocurrido unas 48 horas antes del hallazgo de las víctimas, lo que le habría dado tiempo al sospechoso de huir hacia Nicaragua.

Las víctimas son el estadounidense Dirk Bouchamp, de 58 años, y su pareja costarricense Yeimy Durán; así como tres de sus hijos identificados como Allison, de 12 años; Jack, de 8; y Shantal, de 6.

Resultó con heridas graves otra hija de la pareja, de 4 años de edad, quien se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Nacional de Niños debido a heridas en la cabeza, el tórax y extremidades.

Una bebé de seis meses de edad resultó ilesa, pero presentaba signos de deshidratación.

Las autoridades, que calificaron la escena como "dantesca", sospechan que el motivo del crimen tiene que ver con un lío pasional.

El Hospital Nacional de Niños informó hoy de que la menor que resultó herida presenta una lesión a nivel de cráneo provocada por un arma blanca, lo que le ha causado que el lado izquierdo de su cuerpo esté paralizado.

También sufrió el colapso parcial de sus pulmones debido a las heridas.

La directora del hospital, Olga Arguedas, dijo a los periodistas que la niña ha estado consciente y preguntando por su madre, y que padece de estrés postraumático tras vivir "48 horas de un infierno sin recibir ayuda".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus