Carol Munguía
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En zonas rurales de Chinandega se produjeron ayer incendios forestales debido a las fuertes rágafas de viento. 

Luis Reynaldo Pérez, productor de la zona de Amella, al sur de Chinandega, confirmó que producto del incendio forestal que se registró ayer a mediodía en su finca, se quemaron dos silos de comida para ganado, pese a que se movilizaron  pipas propiedad del Ingenio San Antonio para sofocar las llamas.

Los silos de comida están valorados en US$4,000 dólares cada uno, pero los daños ecológicos son incalculables. En las fincas afectadas por el fuego se perdió pequeños bosques de pochote, caoba y madera preciosa. 

“Esto es un desastre. Nadie asume responsabilidades. Gracias a Dios que no hubo pérdidas humanas y el ganado fue trasladado a un lugar seguro”, dijo Pérez, mientras relataba que fue testigo de la pérdida de 300 manzanas de caña de azúcar, perteneciente a Humberto Reyes.

  • 1.4 millones de hectáreas están expuestas a incendios a nivel nacional, según el Inafor. 

Ilich Hurtado, de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Chinandega, confirmó que unidades de ese cuartel sofocaron un incendio forestal en la zona rural de Rancherías, propiamente frente a la empresa camaronera Langostino, al mismo tiempo que  cubrieron la quema de monte en un predio baldío de la zona de Campana Azul, que amenazaba con alcanzar viviendas del reparto La Resistencia.

Al menos 1.4 millones de hectáreas de bosques están expuestas a incendios en el país, según el Inafor. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus