•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Cientos de personas despidieron hoy al jesuita Fernando Cardenal, líder de la cruzada que redujo el analfabetismo en Nicaragua casi un 40 % en la década de 1980, cuyos restos fueron enterrados en el Cementerio General de Managua.

Decenas de globos rojos fueron liberados al viento durante el sepelio por la comunidad del movimiento escolar Fe y Alegría, que dirigió en los últimos 30 años.

Previamente se ofició una misa de cuerpo presente en la Universidad Centroamericana (UCA), de la compañía de Jesús, que fue presidida por el cardenal Leopoldo Brenes, y en la que se le despidió con la Misa Campesina interpretada por algunos de los cantautores más connotados de Nicaragua.

Cardenal, quien fue ministro de Educación entre 1984 y 1990 en el primer gobierno del presidente Daniel Ortega, falleció este sábado a los 82 años en un hospital de Managua, donde era tratado de una hernia umbilical.

Su muerte causó conmoción en Nicaragua, donde ha dejado la educación y el servicio a los pobres como su principal legado.

En 1980 coordinó a 95,582 estudiantes, maestros, técnicos, profesionales y amas de casa para ejecutar la Cruzada Nacional de Alfabetización, que redujo del 50.35 al 12.96 % el analfabetismo en Nicaragua, lo que mereció un reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) al país centroamericano en 1981.

En 1984, fue desligado de sus obligaciones con la Compañía de Jesús junto a otros sacerdotes que asumieron cargos en el gobierno sandinista, aunque a diferencia de algunos del grupo continuó siendo sacerdote ya que no recibió la suspensión "a divinis", que le habría impedido celebrar liturgias.

Fernando Cardenal dedicó sus últimas décadas a Fe y Alegría, que en Nicaragua cuenta con 22 escuelas y 11.600 estudiantes en todos los niveles educativos, desde preescolar hasta técnico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus