•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un año después de haber dado a luz a su último hijo, Jessica Ortega, habitante de Camoapa, tomó la decisión de esterilizarse quirúrgicamente. Tenía entonces 36 años y cuatro hijos. 

Según Ortega, no quería operarse por temor a que ocurriera algo durante el procedimiento, pero no tuvo otra opción porque había salido embarazada pese a que usaba inyecciones para planificar.

Antes de que una paciente se esterilice, la ginecoobstetra Alba Sánchez dice que los médicos les explican los diferentes métodos anticonceptivos que existen, como la T de cobre, que es el más usado por las mujeres. 

Según la Encuesta de Demografía y Salud (Endesa) 2006-2007 la esterilización femenina, la píldora y la inyección representan el 61% total de uso. La esterilización es el método de mayor prevalencia en los departamentos del Pacífico, mientras que la inyección tiene más uso en el Centro-Norte y en el Caribe

¿Esterilización o DIU?

La ginecóloga refirió que en últimos años el método anticonceptivo DIU o T de cobre ha reemplazado la esterilización porque la mayoría de sus pacientes quieren tener más hijos. “Este dispositivo intrauterino puede estar en el cuerpo de la mujer diez años, después  se le extrae y se le vuelve a colocar, si la paciente así lo desea”.

Sánchez indicó que cuando la paciente es joven y tiene solo un hijo, la asesoran bien y luego la envían a un psicólogo, para evitar que se arrepienta después de la operación.

“Muchas se operaron y se arrepintieron, y las probabilidades de que la mujer recupere su fertilidad es poca”, afirmó la especialista, quien sostuvo que el DIU tiene 95% de efectividad. 

Un mes después de colocado debe ser revisado y luego cada año. 

Último recurso

 “La esterilización es la última opción que las mujeres toman después de dos o tres partos, porque es de tipo permanente”, coincidió Silvia Quintana, especialista en fertilidad del Hospital  Salud Integral.

Quintana indicó que este procedimiento de esterilización no tiene límites de edad, pero hay más demanda en las mujeres de 30 años. “Estas como requisito deben de tener por lo menos dos hijos, es raro que se le practique a la mujer que tiene un hijo”.

Según la Endesa 2006, que la esterilización femenina aumenta con la edad, pasando del 4% entre mujeres de 20 a 24 años, al 50% entre las de 40 a 44 años.

Por otro lado, Quintana señaló que hace 10 o 15 años atrás, las mujeres tenían que presentar una solicitud de su pareja pidiendo el proceso de esterilización.

La vasectomia

Juan Carlos García, especialista en urología del Hospital Central Managua, reveló que en una semana realizan alrededor de tres vasectomías.

“El proceso de la vasectomía dura aproximadamente 10 minutos porque es una cirugía menor. Se le hacen dos incisiones en cada testículo, se cortan los conductos por donde pasa el líquido seminal, luego se pueden ir a casa, pero deben de evitar hacer fuerza, para no provocar lesiones”, explicó el especialista.

Este proceso de esterilización es reversible, pero el especialista aseguró que “aquí en Nicaragua no se cuenta con el equipo necesario para realizar esta operación, los que quieren revertirla deben de viajar a Costa Rica o a Panamá, por esta razón no operan a hombres jóvenes o que no han engendrado hijos”.

García señaló que aún hay hombres que tienen miedo a realizarse este tipo de operación por los mitos que se han creado. “Muchos piensan que el hombre que se hace la vasectomía está más expuesto al cáncer o que pierden la erección”.

El costo de una vasectomía es de US$700 y una esterilización femenina es de US$800, dependiendo de la clínica que visiten, según los especialistas.

De acuerdo a la Estrategia Nacional en Salud Sexual y Reproductiva, publicada en 2008 por el Gobierno, no existen datos sobre el uso de métodos anticonceptivos por parte de los hombres.

La Endesa 2001 reportó que el porcentaje de hombres vasectomizados era del 0.3% del universo estudiado. “No se promueve la anticoncepción entre los hombres, no se enfrentan los mitos y temores a la pérdida de la virilidad con la utilización de la vasectomía, esto podría explicar el bajo índice de vasectomías en relación con la esterilización femenina que fue del 18.1%”, sostiene el documento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus