•   Managua y León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los miembros de la familia de Juan Antonio Meza, un pescador de Puerto Momotombo, estaban en cama, a eso de las 8:56 p.m., cuando escucharon una fuerte explosión que sacudió las paredes y el techo de su casa. De inmediato pensaron en el volcán y se dirigieron a la calle donde ya estaban los demás pobladores de esta comunidad muy cercana al Momotombo, el coloso que desde el primero de diciembre mantiene en vilo a más de 10 comarcas de León.

"Cuando salimos vimos cómo salía lava, era tanta que llegaba hasta abajo del volcán, se miraba una columna de ceniza que se elevaba.

Hasta aquí cayó, pero no tanto como en La Paz Centro", dijo Insi Meza, hijo del pescador. De inmediato llegaron miembros de la Defensa Civil para informarles que mantuvieran la calma, que almacenaran agua y que estuvieran preparados ante cualquier eventualidad. "Como media hora después de la exploción el volcán se puso muy negro y decidimos quedarnos en vela, por si ocurría algo", comentó el joven.

Al otro lado del volcán, en la entrada a la Planta Momotombo, vive el campesino Marlon González, quien relató a El Nuevo Diario que minutos antes de la explosión vio una especie de rayería que ascendía del cráter del coloso y posteriormente escuchó una serie de estruendos. "El volcán había estado explotando, pero calladito, hasta ayer que retumbó fuerte, por la oscuridad casi no se vio la altura de la ceniza. Nosotros estamos alertas, ya mi mujer está preparada para salir por si ocurre una desgracia", dijo.

Ceniza y olor a azufre

Las dos explosiones de la noche del sábado generaron una onda de choque que fue escuchada en Nagarote, La Paz Centro, Malpaisillo, Mateare, Ciudad Sandino, El Sauce, León, y municipios de Chinandega como Posoltega, según informó la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

  • Estruendos, lluvia de cenizas, olor a azufre y fuertes explosiones mantienen alerta a los pobladores de las comunidades cercanas al coloso

Ayer, el volcán registró dos explosiones más, la primera se dio a las 11:37 a.m. y la segunda a las 12:38 minutos, alcanzando 500 y 1000 metros sobre el cráter.

Los habitantes del Momotombo dijeron que la velocidad del viento no ha permitido que la cantidad de ceniza llegue fuerte a sus techos, pero sí indicaron sentir un fuerte olor a azufre desde la noche del sábado.

70 explosiones se han producido en el volcán Momotombo hasta las registradas ayer al mediodía.

El señor Mauricio Cárcamo, poblador de La Paz Centro, afirmó que el sábado su familia permaneció a la expectativa durante toda la noche y madrugada observando al coloso, a espera de que se produjeran nuevas expulsiones.

“La situación es insoportable, estamos afectados por la arena y ceniza que cayó en la noche del sábado, los fuertes vientos levantan las nubes de polvo, que interrumpen los quehaceres del hogar y podrían poner en riesgo la salud de los niños y adultos mayores particularmente, con enfermedades respiratorias y tos”, sostuvo el lugareño.

Evert Delgadillo, secretario político del partido de Gobierno y miembro del Comité Departamental de Prevención y Atención de Desastres (Codupred), afirmó que continúa el monitoreo en el volcán Momotombo, “luego de la expulsión de material volcánico este sábado en horas de la noche fue activado el Comité Municipal de Prevención y Atención de Desastres (Comupred), pero este domingo se trabaja en el monitoreo del coloso aunque las comunidades afectadas por la caída de ceniza están limpiando sus hogares”, dijo.

Delgadillo reiteró que el Comupred de La Paz Centro se encuentra en elevada, “hay un monitoreo constante desde las faldas del volcán, se tiene una relación directa con Ineter y se están bajando recomendaciones a las comunidades aledañas al coloso para estar preparados ante cualquier situación de mayor magnitud”, añadió.

En tanto, una fuente del Segundo Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua, expresó que se encuentran monitoreando el fenómeno experimentado por el volcán, “como en toda situación de riesgo contamos con un plan de acción y respuesta. El monitoreo es constante a través de las estaciones de radio en cada municipio para la información inmediata”, expresó el funcionario, quien descartó que en estos momentos se proceda con alguna evacuación de familias cercanas al coloso.

“Sabemos que este es un proceso que puede durar años, lo que hacemos es comunicarles, informarles y hacer el llamado a la calma, todo el tiempo a la calma. Realmente lo que explica que se hayan escuchado estas explosiones en tantos lugares, me dicen los compañeros, (es) el viento, sobre todo aquí en Managua que nunca lo habíamos escuchado", dijo Rosario Murillo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus