EFE
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nuncio apostólico en Nicaragua, el nigeriano Fortunatus Nwachukwu, celebró ayer el centenario del nacimiento del fraile italiano Odorico D'Andrea (1916-1990), e invitó a sus fieles a "trabajar" por la canonización del considerado "siervo de Dios".

Nwachukwu fue delegado por el Vaticano para presidir una eucaristía frente a miles de católicos en el templete Divina Providencia, en las afueras de San Rafael del Norte, a 185 kilómetros al norte de Managua, donde el sacerdote de origen italiano realizó su misión entre 1953 y 1990.

Tras recordar que D'Andrea es beato de la Iglesia católica, invitó a sus fieles a colaborar para hacer del sacerdote franciscano un "venerable".

"Ahora toca a todos ustedes, en colaboración con su pastor, trabajar para llevar adelante el cumplimiento, el proceso diocesano y pasarlo a la Santa Sede", alentó el nuncio.

La propuesta de Nwachuhkwu fue recibida con aplausos por miles de personas que se congregaron en la Divina Providencia.

A la misa asistieron el alcalde de Montorio Al Vomano (Italia), Gianni Di Centa, para representar a la ciudad donde nació el padre franciscano, y la sobrina de este, Elba Teresa D'Andrea.

A D'Andrea se le reconoce por haber hecho de San Rafael del Norte una zona pacífica en medio de la guerra civil que atravesaba Nicaragua en los años 80, así como por diversas obras sociales.

Sus restos permanecen en la ermita del Tepeyac, misma que el fraile construyó cerca de San Rafael del Norte.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus